El reto de los jazzistas tapatíos en tierras del mariachi

La músico francesa Nathalie Braux presentó su libro “Los desafíos del jazz en Jalisco” de la Editorial Universidad de Guadalajara, que rinde tributo a los músicos del género en tierras de sones y estereotipos

775
Foto: Abraham Aréchiga

La clarinetista, saxofonista, musicóloga e historiadora Nathalie Braux presentó su libro Los desafíos del jazz en Jalisco, de la Editorial Universidad de Guadalajara, en el Museo de la Ciudad, rodeada de amantes del género, músicos y melómanos, donde recordó una época de descubrimientos personales y profesionales cuando llegó a esta ciudad.

Tras su llegada a Guadalajara la saxofonista quedó enganchada con la calidez y empeño de los músicos tapatíos por cultivar y perfeccionar un género musical nacido en Nueva Orleans en la región dominada por los sones y el mariachi.

Para tejer su libro, Nathalie Braux se sumergió en testimonios de sus colegas, tomó prestados de varios melómanos viejos programas de conciertos y sistematizó notas de periódicos locales para sacar del olvido la memoria colectiva de intérpretes y público.

Foto: Abraham Aréchiga

La historiadora y docente de la Universidad de Guadalajara Elisa Cárdenas Ayala, presentadora del texto, resaltó la pertinencia de la autora por romper estereotipos tapatíos antes de llegar a la música.

“El jazz se abre paso en medio de estereotipos de la región como la ciudad más rezadora, conservadora, machista, de mujeres sumisas y producción musical encerrada en el sonido del mariachi”.

“Es necesario, para quien quiera abordar esta historia, descorrer varios velos o, mejor, traspasarlos. El primer velo es el mariachi. Y decirlo fuerte: que otras músicas también son jaliscienses y marcan la historia de la ciudad y que en ellas también nos reconocemos”, destacó Cárdenas Ayala.

«Si nadie se reconoce en la historia entonces ya dejó de ser».

Foto: Abraham Aréchiga

Para ella, la escena jazzística de Jalisco es valiosa en sí, pues ganó “adeptos, adictos, músicos y público” sin vincularse con la producción centralista que deprecia lo foráneo “porque se ve con carácter secundario lo que se produce fuera de la capital del país”.

El detonante de la autora para entender la escena fueron las historias alrededor del músico Carlos de la Torre, relatadas por su acompañante por más de veinte años, José Luis Muñoz el Pichón, y demás historias sobre Luis Híjar, el “Chamaco» Guerrero, Roberto Hernández “El Chale”, entre otros músicos, algunos de los cuales asistieron a la presentación del libro.

“El primer agradecimiento es para ustedes, quienes me contaron las historias sobre Carlos de la Torre. Para mí es difícil de explicar porque, siendo extranjera, para mí tenía un sabor increíble con las maneras de contar, los albures, las risas y ternuras de unos para los otros, que fue lo que me llevó a escribir”, dijo la autora.

Para Nathalie Braux otra de las interrogantes que impulsó la investigación fue el intento de explicar cómo el talento local no ocupaba lugares en escenarios de nivel nacional e internacional.

Foto: Abraham Aréchiga

En su comentario a la obra, la escritora Elena Mendez de la Peña, también directora del Dispensario Poético, dijo que la obra de Nathalie Braux cuenta historias y anécdotas de vida relatadas por los mismos autores para hacerlas visibles e inolvidables en el tiempo.

“Nos cuenta, con respeto y apego, el talento y las travesías de los músicos que animaron la escena local jalisciense en sus mejores tiempos: al escucharlos en alguna ocasión, como seguidores o por grabaciones, muy poco sabemos del origen por su interés por el género, de la naturaleza de su vocación musical, de su predisposición a formar ensambles o a tocar en solitario”, destacó.

Tras la presentación, el diálogo se coronó con la intervención de un trío de jazzistas tapatíos. Las notas animaron otras anécdotas inéditas y recuerdos desempolvados de escenarios jazzísticos como el café Bretón, Primer Piso, Qué pues, Le Bon Plan, Miocardio y el Haus der Kunst, entre otros, bajo la certeza de que hay jazz para el presente y futuro de Jalisco.