El mundo mágico de Carrington

Hoy se cumple una década del fallecimiento de la artista de origen británico, de cuya obra se puede admirar una exposición en el MUSA

860

Prolífica, multifacética y surrealista, Leonora Carrington es una de las artistas plásticas más destacadas y reconocidas del mundo. Su obra no se limita a la pintura, sino que exploró la escultura, el dibujo, grabado, textil e incluso joyería. Su talento y su mirada profunda se volcaron también en la escritura con libros de dramaturgia, novela y cuento, además de relatos autobiográficos.

Este 25 de mayo se cumple una década del fallecimiento de la artista de origen británico nacionalizada mexicana, condecorada con el Premio Nacional de Ciencias y Artes de México, en 2005.

La obra de Carrington va de lo mágico a lo mitológico, con seres como extraídos de uno de los cuentos celtas que su madre le contaba en su niñez.

De trazo firme y una paleta oscura, la pintora y escultora devela en sus piezas lo cotidiano, lo autobiográfico, el folclor, la fantasía y la rebeldía.

Con un estilo propio en el que creó un mundo mágico, la artista fue influenciada por la camada surrealista de París. Luis Buñuel, Salvador Dalí, André Bretón, Joan Miró, Pablo Picasso y Max Ernst ─quien fue su pareja sentimental─ influyeron en su obra, desarrollada lo mismo en Francia, Estados Unidos o en México.

En suelo mexicano no solo encontró la paz tras la Segunda Guerra mundial, sino el lugar ideal para continuar su labor creadora en medio de la efervescencia cultural de finales de los años 40 y principios de los 50. Con Octavio Paz, Remedios Varo, Carlos Fuentes, Frida Kahlo y Diego Rivera compartía tertulias e ideas que consolidaron su obra.

Defensora de los derechos de la mujer durante toda su vida, la artista falleció en 2011 a los 94 años.

Carrington en el MUSA

Foto: Cortesía MUSA

Lee más: Leonora Carrington en el MUSA

El MUSA, Museo de las Artes de la Universidad de Guadalajara, en conjunto con el Consejo del Museo Leonora Carrington, A. C., ofrecen una exposición que muestra parte de la vasta obra de la escultora.

Curada por Fermín Llamazares, Recóndito mundo se compone de 90 piezas de grabados, litografías, dibujos, bocetos y también de literatura, hecha por ella e inspirada en su vida.

La exposición puede ser visitada, tanto de manera virtual, con un recorrido guiado, como de manera presencial hasta el 8 de agosto, con horarios de martes a sábados, de 10:00 a 18:00 horas y domingos de 10:00 a 15:00 horas. La entrada es gratuita.