“El equipo” una serie de TV en la mira

28

Aunque la serie de televisión “El equipo” transmitida por el canal 2 XEWTV ha desatado la furia política del Partido de la Revolución Democrática (PRD), que ha exigido el esclarecimiento del presunto uso de recursos públicos en su grabación, automotores, aeronaves, instalaciones y personal de la Policía Federal Preventiva (PFP), es también su contenido el que ha desatado críticas por su intencionalidad de “lavar” la imagen de los policías involucrados en la guerra contra la delincuencia organizada, indica el psicólogo Alfredo Ulises Samayoa Cortés, de la Universidad de Guadalajara.
“Es muy típico que se apueste a que las series con mucha violencia intrínseca y explícita pueden despertar una gran audiencia (rating). La serie pretende emular, pese a su distanciamiento televisivo, al cine negro, aunque las series policíacas en México nunca han sido exitosas y este caso no es la excepción, pues el auditorio no es tan idiota para no advertir lo que en la novela se pretende”, recalca.
Además de pretender asear la imagen de los policías, “El equipo” otorga un rol del cual las mujeres mexicanas parece que no se van a sacudir nunca y donde la sumisión es un signo inequívoco de la obligación femenina de guardar armonía con la pareja y los demás, afirma por su parte la maestra en Ciencias Sociales, Angélica Sánchez.
Sánchez dijo que no obstante que la mujer de hoy es una profesional que trabaja para complementar el esquema económico de un hogar, de todas formas debe cumplir con ciertas tareas y formulismos: “En realidad no hay libertad aunque parezca que se trata de una mujer independiente”.
La turbiedad sobre la realización de la serie de TV incluye la poca transparencia sobre qué clase de acuerdo se estableció para la grabación en locaciones de las instituciones y con el equipo del gobierno. “En algunos modelos de colaboración de series estadounidenses se paga un alquiler de los equipos y lugares oficiales, no creo que sea el caso”, agrega Samayoa Cortés.
Otras vías de colaboración son la exención de impuestos o la participación de las instituciones en la elaboración del guión, concluye.