“El brujo mayor”

490
MDF60103014. EL BRUJO MAYOR Y SUS PREDICCIONES PARA EL 2006 EN RUEDA DE PRENSA HOY EN LA CIUDAD DE MEXICO. NOTIMEX/FOTO/JORGE GONZALEZ/JGN/HUM/

A lo lejos un brillo tenue se enciende; figuras que se elevan al cielo se disipan mientras caen al suelo las cenizas. Es una forma de ver la vida, la propia, la ajena. Unos fuman el cigarro y la ansiedad se desvanece por minutos, otros fuman a espaldas y se eximen las culpas; otras detallan cada parte del tabaco, buscan su significado y descubren verdades del consultante.
Antonio Vázquez Alba, mejor conocido como “El brujo mayor” de México, es miembro del clan esotérico ubicado en el estado de Veracruz; allí videntes y adivinos leen la suerte o  interpretan los “mensajes” de los astros. A sus 70 años de edad y 50 de trayectoria en el mundo del esoterismo, siempre que la selección mexicana tiene un  difícil e importante partido dentro o fuera del país, él abrasa un puro y se lo fuma para espantar. Él puede ver la vida de otros a través de una colilla, el humo, el fuego o las cenizas. Para él, fumar es más que un placer.
Â
¿Cuáles son las corrientes históricas de leer el tabaco?
Primero la extranjera que viene de Nigeria que conocemos hoy  como santería, que es una combinación de la religión cristiana y la religión yoruba. Ellos usaban el tabaco para espantar a los malos espíritus. Prendían y fumaban el tabaco. La otra corriente se da en México, con los mayas, quienes ya fumaban el tabaco y lo usaban para cierto estado de éxtasis que podía producir el tabaco de orden natural; no de los puros modernos con olor a chocolate y rosas. Ellos usaban el tabaco para ciertas ceremonias, sobre todo cuando se presentaban los equinoccios y solsticios en las cuatro estaciones del año.

¿Cuál es su preparación para hacer una lectura del tabaco?
Primero hay que consagrar el puro, el cual debe ser de hojas naturales del tabaco, no debe contener químicos ni ser muy fino, mientras más rústico sea el puro, mejor. Hablas con la planta y le pides que te dé la iluminación.
Â
¿Qué encuentran cuando se hace una lectura del tabaco?
Las personas consultan el tabaco por amor, salud, dinero y trabajo. Si las cenizas se vienen para abajo, quiere decir que la persona va a tener  muy mala suerte. Si la ceniza se extiende, se hace larga, y si después de tres fumaditas la  ceniza se cae, quiere decir que va a tener una vida corta. Pero hay veces en que se nos va medio puro, y la ceniza sigue fuerte, no se cae hasta que le damos un dedazo para tirarla, esto significa que hay un estado de salud fuerte en el consultante.
Â
¿Qué quiere decir cuando alguien en vez de leer el cigarro, nos lanza el humo en la cara?
A través de la lectura del tabaco se pueden quitar desde las malas vibraciones, hasta el daño que le han hecho a una persona. Si usted se encuentra en un restaurante y el humo de otra persona se esparce hasta su cuerpo, puede significar muchas cosas. Hay un rito que se hace a través de una especie de pipa, donde se fuma el tabaco y se le lanza el humo a una persona, es para limpiarlo de manera áurica, es decir, purificamos la energía que se tiene en el cuerpo a través del humo del tabaco.

¿Cuál es la diferencia entre fumar tabaco y cigarrillo?
Son muchas. Tenemos problemas con el cigarrillo porque contienen más de 2 mil componentes químicos diferentes. Los fabricantes hacen que se queme como ellos quieran, si quiere que sea rojita o azulita la llamita, o que se consuma al mismo tiempo. Lo logran porque ellos tienen que  conseguir una calidad estándar a base de químicos. Un puro de un año a otro es como los buenos vinos, huele y sabe diferente, ¿no?
Â
¿El humo del cigarrillo puede servir para algo más?
Hay diversos usos, aquella colillita que nos queda en el puro, esperamos que se apague sola y la enterramos junto a una planta o una flor de preferencia, como un abono y verán ustedes el color bellísimo que toma, un color de buenas vibraciones. Eso sirve parea cualquier planta que tengan por los espacios que frecuentan.
Â
¿A quién recomendaría de la vida pública nacional leerse el tabaco?
(Risas) Eso está interesante, ¿no? Yo creo que para no ser discriminatorios debemos empezar por la cabeza, por el presidente de la república, en muy buena ley, y buscar  resultados para la estabilidad en México que nos permita hacerle una ceremonia, donde él fume un puro pequeño y a través de la interpretación de ese puro podamos darles sugerencias; y a la vez hacerle una limpia con todo el respeto. También a todos aquellos que consideren que la política les está pateando, que la economía les está llegando al cuello. Este sería el momento de que se lo hicieran.