El agente literario sale a la luz

105

En la industria editorial son tan importantes los números como las letras.
El agente literario Guillermo Schavelzon se extenderá en el tema y hablará de su actividad dentro de la producción literaria en América Latina ante los profesionales que apenas se integran a la cadena de valor necesaria para que el manuscrito de un solitario escritor devenga libro, ebook, guión cinematográfico o script para televisión.

El fundador de la agencia literaria Schavelzon Graham dictará la conferencia magistral de apertura del XIV Foro Internacional de Editores y Profesionales del Libro “Latinoamérica en el mundo: límites y expansión” en FIL 2015, el 1 de diciembre a las 17:00 horas en el Salón de Profesionales, Área Internacional, Expo Guadalajara.

La ponencia se inscribe en el programa de formación para profesionales que la feria oferta cada año, un espacio que facilita la discusión, la reflexión y el análisis sobre las variables que los nuevos agentes de la industria han de considerar en este negocio: mercados latentes y potenciales para la literatura, la relevancia de las grandes editoriales y el rol de las independientes, estrategias de promoción de las obras, oportunidades de edición en otros idiomas, etcétera.

Schavelzon, uno de los agentes literarios más importantes en Iberoamérica con más de treinta años en la industria, hablará sobre la experiencia de su empresa, que representa a autores mexicanos como Héctor Aguilar Camín, Sealtiel Alatriste, Bernado Fernández Bef, Mónica Lavín, Tryno Maldonado, Elena Poniatowska, Martín Solares, Daniela Tarazona y Xavier Velasco.

Las agencias literarias, explicó Schavelzon en una entrevista reciente para la propia FIL, “son organizaciones pequeñas, donde leemos todo lo que escriben nuestros autores y tenemos contacto permanente con ellos”. Schavelzon Graham tiene facultad para seleccionar los manuscritos de sus representados para ofertar a los editores las obras adecuadas para catálogos dirigidos a consumidores específicos.

Asimismo, la agencia editorial con sede en Barcelona trabaja de manera global en la comercialización de los derechos autorales de sus escritores para promocionar su uso en productos audiovisuales y, cada vez más con mayor especialización, en publicaciones electrónicas.

“Nosotros trabajamos para el autor, para que un mismo trabajo tenga la mayor cantidad de difusión y aprovechamientos posibles, es la única manera en la que un escritor puede llegar a vivir de lo que escribe”, apuntó en esa misma entrevista.

Un atributo que autores y editores reconocen en Schavelzon y su agencia es el conocimiento profundo del mercado latinoamericano, elemento que agraga valor al momento de desarrollar las estrategias para el lanzamiento de libros. A propósito de esto, él mismo ha expresado su confianza en las oportunidades que la industria del libro tiene para ensancharse en esta región.

Tradicionalmente, reconoce Schavelzon, los autores latinoamericanos han puesto la mirada en los lectores españoles o en los países anglosajones, para el caso de las traducciones, pero considera que América Latina es un mercado importante en el que nuevos sectores sociales se integran a la lectura y donde las tasas de crecimiento demográfico rebasan a las de otras latitudes.

Una de las grandes limitantes en esta región, no obstante, sigue siendo la falta de integración de grandes grupos poblacionales a la educación y la cultura. La responsabilidad de cerrar esta brecha y de generar los planes educativos para los ciudadanos, reconoce el experto, recae por naturaleza en los gobiernos de la zona.