EE. UU. 2008: por el cambio o la continuidad

67

Las elecciones de los Estados Unidos no tienen precedente. Los problemas domésticos e internacionales pondrán a prueba el sistema de colegio electoral, el cual ratificará la fórmula presidencial resultante de una elección pronosticada con un margen de votos muy cerrado. El próximo 4 de noviembre, los estadounidenses elegirán presidente y vicepresidente, un tercio de los asientos del Senado (34) y la totalidad de los asientos en la Cámara de Representantes (435), importantes para poder hacer reformas.
En el entorno doméstico, George W. Bush enfrenta los efectos de ocho años de decisiones económicas incorrectas. Aunque la economía creció 1.5 por ciento el primer semestre del 2008 mediante la promoción del consumo y los reembolsos de impuestos, la inflación se está elevando por el incremento de precios en alimentos y energía. El déficit fiscal hasta septiembre excede los 400 mil millones de dólares, superior a los 163 mil millones de dólares del 2007.1
El 20 de septiembre pasado, el Departamento del Tesoro presentó al Congreso una iniciativa de ley para comprar activos problemáticos de instituciones financieras para promover estabilidad en los mercados y proteger la economía familiar. Esto implica un presupuesto de 700 mil millones de dólares para comprar deudas residenciales y comerciales.2 Sin embargo, los ciudadanos consideran que protegerá únicamente a instituciones financieras al no existir transparencia sobre qué activos serán comprados con sus impuestos.
Además, los estadounidenses enfrentan un alza en el costo de combustibles derivado del precio del petróleo, 91 a 120 dólares por barril.3 Los más afectados son aerolíneas, comercio, construcción, los afroamericanos y los jóvenes. Esta crisis incide en el índice de desempleo. El Departamento del Trabajo informó una pérdida de 159 mil empleos, sumando 760 mil en los primeros tres trimestres del 2008. Asimismo, 6.1 millones de estadounidenses tienen recortes de horas de trabajo o no encuentran empleos de tiempo completo.4 Esto los ha llevado al incumplimiento del pago de créditos.
En el entorno internacional, Bush está heredando conflictos sin resolver y pérdida de confianza entre sus aliados. Los asuntos más críticos son el cambio climático, la proliferación de armas nucleares, Al Qaeda e Irak. Las fuerzas militares han sufrido bajas importantes desde el inicio de la intervención. Bush tiene el peor nivel de aprobación entre la población: 27 por ciento,5 comparable a las crisis de Harry Truman y Richard Nixon. Esto afecta la credibilidad de las propuestas de los candidatos republicanos.
En este contexto, esta elección presenta problemas y oportunidades sin precedentes. Los ciudadanos se están involucrando en temas políticos debido a que están afectando su estilo de vida. Esto forzó a los partidos Republicano y Demócrata a ofrecer al electorado candidatos con perfiles diferentes a los tradicionalmente presentados.
En el Partido Republicano, el senador John McCain resultó electo con amplia ventaja respecto a los candidatos conservadores y al más popular, Rudolph Giuliani. En el Partido Demócrata, las derrotas del 2000 y 2004 abrieron espacios a candidatos presidenciales de minorías: Barack Obama por los afroamericanos; Hillary Clinton por las mujeres y Bill Richardson por los hispanos. El senador Obama resultó electo en un proceso interno con resultados cerrados. Obama seleccionó al senador Joseph Biden como candidato a la vicepresidencia.
Obama tiene características muy peculiares, es hijo de un padre negro de Kenia y una madre blanca de Kansas. Se opuso a la intervención en Irak e impulsó reformas en Illinois. En contraparte, se critica su falta de patriotismo y es vinculado con el Islam, aún siendo cristiano. Biden ofrece una amplia experiencia de más de tres décadas en política exterior y es un político honesto que profesa los valores de la clase media en la cual creció.
McCain es considerado patriótico por ser militar y prisionero de guerra en Vietnam. Tiene experiencia de más de 20 años en comercio, fuerzas armadas y es criticado por apoyar la intervención en Irak. Seleccionó como compañera de fórmula a Sarah Palin, gobernadora de Alaska, a quien los medios inmediatamente resaltaron su inexperiencia en política exterior y temas nacionales. Además, diferentes grupos expresan preocupación su posición en temas sociales sensibles. Impulsó en Alaska una educación sexual centrada en la abstinencia para evitar embarazos no deseados entre adolescentes; sin embargo, su hija de 16 años está embarazada.
En el primer debate presidencial, los temas más sobresalientes fueron economía y la guerra en Irak. Obama vinculó a McCain con Bush en políticas que desregularon el sistema financiero y llevaron a la crisis actual. Respecto a Irak, McCain favorece la permanencia de fuerzas militares; Obama ofrece retirar las tropas en seis meses. No obstante, las encuestas mostraron un electorado indefinido. La encuesta de CNN muestra que 49 por ciento de los electores piensa votar por Obama, 43 por ciento por McCain y 8 por ciento está indeciso.6
En el debate vicepresidencial, los candidatos presentaron posiciones contrastantes en economía, impuestos, energía, Afganistán e Irak. En este último, Biden favorece el uso de diplomacia y Palin respalda la fuerza militar. La encuesta de CNN muestra que 51 por ciento de los electores percibió a Biden con mejor desempeño y 36 por ciento prefirió a Palin, resaltando la experiencia del primero y la imagen fresca de ella. El 87 por ciento considera al senador calificado para la vicepresidencia y 42 por ciento opina lo mismo de la gobernadora.7
Este punto es crítico porque McCain aspira llegar a la presidencia a los 72 años de edad y su salud no es muy sólida. En el 2000 requirió su tercera cirugía por un cáncer de piel. Por lo tanto, si Palin tuviera que ocupar la presidencia, sólo tendría dos años de experiencia como gobernadora y dos años como alcalde de una población con menos de cinco mil habitantes.
Finalmente, los problemas globales pondrán a prueba la experiencia y habilidades de negociación de la próxima presidencia, con una agenda doméstica compleja y amenazas globales emergentes todavía no discutidas. El creciente acercamiento de Rusia a Irán, Venezuela y Bolivia, representa el inicio de una segunda Guerra Fría y una creciente inestabilidad en América Latina. La pregunta es: ¿Cuál será la apuesta de los estadounidenses para enfrentar estos problemas: cambio o continuidad?

1 The Securities Industry and Financial Markets Association. (2008) “Report to the Secretary of the Treasury,” U.S. Department of Treasury, (July 30): HP-1094.
2 The Securities Industry and Financial Markets Association. (2008) “Report to the Secretary of the Treasury,” U.S. Department of Treasury, (July 30): HP-1094.
3 Mouawad, Jad. (2008) “Falling Oil Price Is a Positive Note Amid Turmoil,” The New York Times, (October 2): C1.
4 Goodman, Peter. (2008) “159,000 Jobs Lost in September, the Worst Month in Five Years,” The New York Times, (October 4): A1.
5 Jones, Jeffrey M. (2008) “Bush’s Approval Rating Drops to New Low of 27%,” The Gallup Organization, (September 30).
6 CNN Election Center. (2008) “Election Tracker: Candidate Polling,” CNN, (October 3), http://edition.cnn.com/ELECTION/2008.
7 CNN Election Center. (2008) “Debate poll says Biden won, Palin beat expectations,” CNN, (October 3), http://edition.cnn.com/2008/POLITICS/10/03/debate.poll/index.html.