Educar en la prisión para romper estigmas y estereotipos

El Centro de Reinserción Social Femenil de Puente Grande será sede del curso “Historias de las Mujeres. Autobiografía, paradojas y nuevas miradas” dirigido a estudiantes de licenciatura y posgrado en ciencias sociales de cualquier institución educativa

713
Foto: Mariana Hernández León

La propuesta pedagógica de «Inside-out Prison Exchange” plantea el intercambio entre personas recluidas y estudiantes universitarios en un entorno de aprendizaje.

Inspirado en este concepto, el Departamento de Estudios en Educación, del Centro Universitario de Ciencias Sociales y Humanidades (CUCSH), invita a estudiantes de licenciatura y posgrado en ciencias sociales de cualquier institución educativa al curso “Historias de las Mujeres. Autobiografía, paradojas y nuevas miradas”, que será impartido en el Centro de Reinserción Social Femenil de Puente Grande.

La jefa de la dependencia convocante, Anayanci Fregoso Centeno, precisó que el interés del programa es problematizar las propias experiencias de mujeres del reclusorio y de estudiantes con las lecturas del curso.

«Se trata de un programa académico que promueve el cuestionamiento de los estigmas y los estereotipos de las personas que están en la cárcel con base en una lectura más compleja de la realidad”.

Foto: Mariana Hernández León

“Nos sentamos en círculo para comentar lecturas y después tratamos de desentrañar ciertos temas que llevan a pensar: ¿por qué estamos ahí tanto las personas que están privadas de la libertad como las que vamos allá?”.

En 2016 fue el primer curso que impartió Fregoso Centeno y, en aquella ocasión, las alumnas analizaron textos sobre la historia de las mujeres desde la perspectiva histórica, de género, pobreza femenina y estado de bienestar, la visibilización de las mujeres como sujeto político.

“Como resultado del trabajo final les pedí que escribieran en primera persona una especie de autobiografía. Fue muy revelador: ver cómo muchas mujeres, incluidas las estudiantes, habían atravesado procesos de violencia familiar, de pareja, en distintas dimensiones y niveles”.

El curso también ha sido replicado en el Centro Atención Integral Juvenil del Estado de Jalisco, conocido como la Granja, pero ahí el trabajo fue más complicado, e incluso, a los jóvenes les fue menos sencillo expresarse, comentó la académica.

“Me parece que porque no están acostumbrados a hablar sobre sí mismos. Históricamente las mujeres nos reunimos para hablar y contar cómo estamos, para conversar sobre lo que nos ocurre, y con los hombres, se cruzaba la juventud y que venían vinculados con delitos graves, así que pedirles que se sentaran a escribir no fue fácil”.

La organizadora del curso y académica del CUCSH Anayanci Fregoso Centeno. Foto: Cortesía

Inside-out Prison Exchange Program

En sus inicios, el «Inside-Out Prison Exchange Program”, fundado por la socióloga Lori Pompa, fue una “práctica tan productiva, provechosa e intensa entre alumnos y un grupo de hombres privados de libertad, que uno de sus participantes propuso hacer del ejercicio, que en esa ocasión era algo extraordinario, una práctica más habitual”, tanto que hoy se aplica en prisiones alrededor del mundo.

Fregoso Centeno explicó que el acceso a las prisiones es sencillo, aunque los trámites necesarios para la autorización a veces pueden tomar tiempo. Principalmente, se plantea a los responsables la importancia de la educación en los reclusorios.

“El valor de la educación como una herramienta que posibilita, no tanto la transformación que parece una cosa utópica, sí la generación de procesos de reflexión sobre la condición de las personas que están ahí. Se apela a la agencia de los sujetos y a la capacidad crítica de las situaciones que los atraviesan”, ahondó.

El curso con valor curricular será impartido todos los martes, del 1 de marzo al 16 de mayo, de 15:00 a 18:00 horas. Es necesario una entrevista previa para cursar el programa.

Mayores informes pueden solicitarse en el correo electrónico anayanci.fregoso@academicos.udg.mx