Dispositivo para cuidar a adultos mayores a distancia

Alumnos del CUCEI y el CUCEA diseñaron un chip con el que familiares pueden monitorear desde su celular los signos vitales y la ubicación de personas de la tercera edad

2179
Dispositivo para cuidar a adultos mayores
Foto: Fernanda Velázquez

La presión arterial, temperatura y ubicación de las personas de la tercera edad podrán ser monitoreadas de manera constante durante todo el día y a larga distancia gracias a un dispositivo que desarrollaron cuatro alumnos de los centros universitarios de Ciencias Exactas e Ingenierías (CUCEI) y de Ciencias Económico Administrativas (CUCEA), quienes juntos conforman el proyecto VEB.

Si algunas de las variables que pueden ser medidas se salen de control o no están dentro los parámetros normales,  o la persona mayor sufre una caída, el familiar es notificado a través de una alarma enviada a su teléfono celular, afirmó Pedro Misraim Gómez Rodríguez, estudiante de cuarto semestre de la maestría en Administración de Negocios, de CUCEA.

El dispositivo es un chip, tipo pila o cápsula, que mide cinco centímetros por uno y medio, con sensores y un giroscopio, y está pensado como un producto de uso común. Es ligero para que el usuario no tenga sensaciones pesadas en su cuerpo, y se coloca en una camiseta que se usa como ropa interior, afirmó Hugo Esteban González Venegas, estudiante de tercer semestre de Ingeniería biomédica en CUCEI.

Los datos son procesados con un microcontrolador y son enviados por tarjeta a internet, y pueden estar a disposición del familiar en los teléfonos celulares.

Prototipo de la camiseta con el chip.

Este dispositivo proporciona a los familiares la posibilidad de monitorear a su adulto mayor durante las 24 horas, generar un historial médico, poder prescindir de un cuidador y tener la certeza de que en caso de una caída, detectada gracias al giroscopio, serán avisados al instante, destacó Zoila Eligia Villanueva Fernández, estudiante de cuarto semestre de la maestría de Administración de Negocios de CUCEA.

Pedro Misraim Gómez agregó que hay adultos mayores que presentan hipertensión y no lo saben, de ahí la utilidad de este dispositivo. Los familiares al darse cuenta de una presión arterial muy alta, pueden llevar al adulto mayor con un especialista.

El dispositivo más la playera tienen un costo de tres mil pesos, lo que es económico comparado con otros que existen en el mercado que no cumplen exactamente las mismas funciones. El ahorro es de cinco mil a siete mil pesos, especificaron los estudiantes.

Las camisetas son de algodón y lavables y el dispositivo se puede quitar y volver a poner. Los compradores pueden adquirir de manera adicional un paquete de tres playeras, de diferentes colores, a quinientos pesos.

Agregaron que es necesario producir el dispositivo a gran escala para que se abarate el producto y baje de los 3 mil pesos en una sola compra.

El proyecto en realidad surgió hace unos dos años a raíz de la experiencia personal de Hugo Esteban, cuyo abuelo empezaba a desarrollar demencia y tenía problemas para respirar bien. Él andaba en la calle y a veces no había nadie que pudiera ayudarlo, entonces los alumnos de la UdeG pensaron en desarrollar el proyecto, el cual se logró en un lapso de tres meses con ayuda de académicos de la Universidad de Guadalajara.

Jéssica Gabriela Gómez Casillas, del tercer semestre de Ingeniería biomédica en CUCEI, destacó que ya hay cinco asilos en los que su personal de enfermería está interesado en el producto, ya que son pocos los enfermeros o enfermeras para la cantidad de adultos mayores que atienden.

Dispositivo para cuidar a adultos mayores
El dispositivo permite controlar los movimientos de los adultos mayores e identificar de inmediato eventuales caídas. Foto: Fernanda Velázquez

Hipertensión, alta temperatura y caídas en adulto mayor

La presión normal del adulto mayor debe ser menor de 150 la sistólica y menor de noventa la  diastólica, explicó Lidia Jacqueline Bañuelos Becerra, académica del Departamento de Salud Enfermedad como Proceso Individual, del Centro Universitario de Tonalá (CUTonalá).

Una presión arterial alta puede provocar desmayo, y si ésta no se controla puede causar daños en los riñones hasta el grado de requerir diálisis, infarto agudo al miocardio y hemorragias en retina, agregó la especialista en geriatría.

En cuanto a las caídas son fuente de mortalidad y morbilidad de los adultos mayores y pueden provocar fracturas, de las cuales cinco de cada cien requieren hospitalización.

Un paciente que sufra una caída tiene que acudir al médico para detectar cuál es la causa de la misma, si son por trastornos del oído, eventos vasculares cerebrales, eventos cardiacos, problemas de arritmias, de embolia pulmonar, entre otros, o son factores externos al paciente, dijo.

En cuanto a la alta temperatura, ésta puede registrarse por fiebre, un aviso del cuerpo de que hay una infección en el organismo o porque la persona sufrió golpe de calor.

Si un paciente tiene fiebre y no es atendido puede registrar deshidratación, pérdida de conciencia, puede bajar la presión arterial y llevar a un estado de choque o muerte al paciente, de ahí la importancia de que sean atendidas.

El paciente con fiebre debe ser cubierto con una ropa ligera, no abrigarlo de más y tratar de enfriarlo como medidas previas antes de llevarlo a atención médica, dijo y agregó que la temperatura normal es de menos de 37.5 grados centígrados, arriba de 37.5 es febrícula (fiebre moderada) y que puede ser indicios de que el paciente tendrá fiebre, la cual se registra cuando el paciente tiene 38 grados o más.