Destacan en el deporte ráfaga

428
120822. DEPORTES. PRESENTACION DEL EQUIPO DE BASQUET BOLL OSOS NEGROS CHEMA MARTINEZ.

El regreso del basquetbol profesional a la ciudad, a través del equipo Osos de Guadalajara, será la oportunidad para que dos universitarios demuestren sus cualidades en el deporte ráfaga, que a partir del 6 de septiembre regresó, para el beneplácito de sus seguidores.

A jugar con garra
Desde 2000, Mario Saucedo, egresado de la licenciatura en Cultura física y deportes, de la Universidad de Guadalajara, ha formado parte de diversos equipos de la Liga Nacional de Basquetbol Profesional. Hoy este deporte le da una nueva oportunidad en casa.
“Afortunadamente se me consideró para ser uno de los jugadores representativos del estado que participen dentro del equipo. Tuve acercamiento con la directiva. Nos conocemos desde hace tiempo y ahora estaremos por acá, tratando de aportar lo más que se pueda”.
Esta será su octava temporada como profesional, por lo que vendrá a sumar su experiencia, así como asumir el papel que se le asigne dentro y fuera de la cancha.
“En el 2000 jugué en Pachuca; en 2001 estuve fuera de la liga, para participar en la Universiada Mundial de Beijing, China, donde representé a la UdeG; en 2002 jugué con Tecos; de 2003 a 2005, en Colima; 2006, en León; 2007, en Aguascalientes y 2008, en Colima”.
Considera que el equipo formado para este nuevo reto es competitivo y está bien estructurado en cuanto al roster de jugadores, que incluye a elementos de mucha experiencia.
Mario Saucedo, quien además es entrenador de la selección de basquetbol de la UdeG, explica que seguirá al frente de la quinteta universitaria y trabajando con miras a la Universiada Nacional 2013.
“Seguiré con el grupo. Hay muchachos que tienen mucha calidad, que en algunos años podrían incorporarse al profesionalismo. Es un compromiso que tengo con la institución y con ellos mismos. Mi rol dentro del equipo estará más enfocado a la localía. No será factible que viaje mucho: sólo algunas giras y seguiremos trabajando con el proyecto universitario”.
En cuanto al equipo universitario, señaló que se mantiene la base de jugadores, además de que se incorporan algunos integrantes de la selección Jalisco.
De vuelta en casa
Al hablar de basquetbol profesional en Jalisco, uno de los primeros nombres que se vienen a la mente es el de Enrique Zúñiga, primero con los legendarios Leones Negros y posteriormente con los Soles de Jalisco, equipo con el que ganó tres títulos, que marcaron una importante etapa de su carrera, en la que también ha sido seleccionado nacional.
Hoy Enrique no oculta su felicidad. La razón: pensó que no volvería a jugar en su ciudad natal. Asume el reto y se declara listo para iniciar esta nueva aventura.
“Estoy muy contento. Sobre todo porque pensé que no regresaría a jugar a Guadalajara. Veía muy oscuro el panorama, pero qué bueno que se dio y estoy aceptando un reto importante. Tenemos buen equipo. Hay química. El primer año es difícil, pero tenemos todo para salir adelante”.
Explica que el hueco que dejaron equipos como Leones Negros y Soles de Jalisco, fue importante y la afición de Guadalajara siempre ha sido exigente, ya que sabe de basquetbol, tanto que quedó demostrado en los Juegos Panamericanos.
“Sabemos a lo que nos enfrentamos: no sólo a los rivales sino a responderle a la gente, y el equipo está diseñado para eso. La liga ha cambiado mucho: hay más extranjeros. Están viendo que eso fue un error y ahora que aprendieron, tomarán en cuenta al talento mexicano. Es una liga fuerte, que está entre las primeras del continente”.
Recordó cómo las aficiones más grandes han sido las de UdeG y Soles de Jalisco. Espera que con los Osos suceda lo mismo.
“Es una gran responsabilidad, porque si a la afición no le gusta el proyecto, deja de ir a los juegos. Para mí será un buen reencuentro, ya que no tuve la oportunidad de jugar los Panamericanos. Será importante volver a jugar en el Domo del Code, que me trae buenos recuerdos”.

Artículo anteriorEunice Adorno
Artículo siguienteUn globo para la fiesta