LA ARQUITECTURA:

FICCIÓN E HISTORIA

TEXTO: PRENSA UDG /  FOTO: ABRAHAM ARÉCHIGA
 
El arquitecto Craig Dykers explicó a la revista digital Archdaily que hay muy pocos proyectos en el mundo como el Museo de Ciencias Ambientales de la UdeG. «.. En este museo en particular tú serás parte de la ciencia», dijo
RESEÑA

La edición del mes de julio de la revista digital Archdaily publicó una entrevista con el arquitecto Craig Dykers, encargado de diseñar el Museo de Ciencias Ambientales (MCA) que la Universidad de Guadalajara construye en el Centro Cultural Universitario (CCU).
 
En entrevista para Eduardo Santana -Hernández, docente del Centro Universitario de Arte, Arquitectura y Diseño (CUAAD), grabada por Canal 44 de esta Casa de Estudio, y que en una reseña en español fue publicada por Archdaily, Craig Dykers resaltó que lo que aprendió diseñando el MCA lo ha venido aplicando desde entonces en todas sus obras, ya que la arquitectura debe de ser como una obra de ficción que cuente una historia.
 
“Hay muy pocos proyectos en el mundo como éste. La mayoría de los museos ven a la ciencia desde lejos, pero en este museo en particular tú serás parte de la ciencia, es un lugar muy especial”, explicó.
 
Inspirándose en los jardines interiores de la arquitectura colonial de Guadalajara, en los valles de Jalisco y la Barranca del Río Santiago, desarrolló la idea de integrar los patios interiores con los cañones.
 
A decir del equipo de museografía de la UdeG la narrativa museográfica y socioecológica de este museo es un poco extraña para un museo de historia natural. Se analizaron las tendencias socioecológicas a nivel global, de México y de Jalisco que llevaron a definir la misión en términos inusuales: Comprender la ciudad e inspirar la conservación de la naturaleza que la sustenta.
 
La organización tradicional de los museos de historia natural suele ser por categorías taxonómicas (reino animal y vegetal; vertebrados e invertebrados; mamíferos, reptiles, aves) o por biomas mostrados en dioramas (por latitud, temperatura, precipitación, evaporación, vegetación) o por ecosistemas (definidos por los flujos de energía y los ciclos bioquímicos). Otro aspecto inusual de este museo es que, si bien México es uno de los 5 países más biodiversos del mundo, el museo ha optado por centrar su narrativa dentro del hábitat más artificial de nuestro planeta: la ciudad moderna.
 
Craig Dykers explicó que “no tienes que entrar al edificio o comprar un boleto para ser parte del museo. El edificio y el paisajismo se vuelven parte del proceso de aprendizaje. El edificio está integrado a la condición urbana y natural del sitio, lo que encaja con las premisas básicas de diseño del museo”, puntualizó.
 
El despacho de Dykers ha sido considerado durante tres décadas como uno de los más innovadores del mundo, y ha obtenido premios como el Cooper Hewitt, Aga Khan, Wan Sustainable Building, Mies van der Rohe y Mario Pani.

Post Views: 270