Despiertan jóvenes su vocación en verano

381
ARCHIVO

Fina capacidad auditiva, convivir con grupos pequeños, resistir al cautiverio, adaptarse al medio en que viven sin cambiarlo —sino aprovecharlo en pleno—, son algunas de las características reales de un delfín y las mismas que deberá poseer el estudiante de pregrado que desee ingresar al Programa de Investigación Científica del Pacífico Delfín, el cual ya lleva más de 14 generaciones de jóvenes universitarios que con tutoría de investigadores germinan un proyecto que es presentado como ponencia en el Congreso Nacional de Ciencia, a finales del mes de agosto.
La Universidad de Guadalajara coordina la región centro occidente uno, conformada por Jalisco, Guanajuato y Michoacán, y para Rebeca Isaac Virgen, responsable del programa Delfín en la UdeG, el éxito de este programa radica en que los jóvenes tienen un acercamiento más directo a la investigación, buscando despertar vocación a través de las distintas líneas de investigación que publican los profesores de todos los centros de investigación del país.
Constituye un programa interinstitucional para el fortalecimiento de la investigación y posgrado del Pacífico, cuyo objetivo es apoyar a los alumnos de instituciones de educación superior, entre públicas, privadas y tecnológicas, para estudiar en centros de investigación, integrándose a proyectos nacionales y extranjeros durante dos meses por medio de becas, señaló Para Isaac Virgen.
Para optar por una beca, los estudiantes deberán estar cursando el cuarto semestre o su equivalente, con un promedio de entre 80 y 90. Asimismo, un comité evaluador selecciona a los alumnos que recibirán la beca en el área que el estudiante eligió especializarse como en Física Matemáticas, Ciencias Biológico Médicas, Ciencias Sociales y Humanidades e Ingeniería y Tecnología.

Qué aprenden
David Ibarra Cárdenas es estudiante de Derecho del CUCSH, y participó en el Programa Delfín en el verano de 2008, cuando se encontraba en el quinto semestre de la carrera. Tuvo que trasladarse al Instituto de Investigaciones Jurídicas, de la Universidad Nacional Autónoma de México para trabajar en conjunto con el doctor Miguel Carbonell Sánchez, sobre la investigación “Los poderes discrecionales del poder ejecutivo en el México posautoritario”.
Conocimiento académico a través de un curso de metodología de la investigación que organizó el instituto; la convivencia con compañeros interesados en la investigación, compartir experiencias personales y académicas en cada una de las áreas de investigación, son algunos de los beneficios que obtuvo Ibarra Cárdenas con su asistencia en el verano pasado.
Para Ibarra Cárdenas este programa es el de mayor importancia para la Universidad de Guadalajara, pues ayuda a consolidar y a formar a los jóvenes involucrados en el área de investigación. Su inquietud se expande. Está listo para participar en la edición 2009 y asistir a la Suprema Corte de Justicia de la Nación con la línea de investigación “La interpretación de conceptos jurídicos indeterminados en la SCJ durante la última década”.
Otro estudiante es Ramsés Martínez, del séptimo semestre de Ingeniería en Bioquímica del Centro Universitario de Los Lagos, quien busca ingresar al Programa Delfín por los conocimientos que podría adquirir en el área de biología molecular. Ya cumplió con todos los requisitos y sólo espera la llamada para ingresar el verano de este año, en cualquier centro de estudios del país.
La convocatoria también está abierta para los profesores que requieran estudiantes para su investigación, así como por parte de los estudiantes de cualquier universidad que deseen realizar su verano de investigación del 29 de junio al 14 de agosto de 2009.
Para mayor información puede comunicarse al correo electrónico rebeisaac@hotmail.com o llamar a los teléfonos (0133) 38250266, 38259292.

Artículo anteriorLeo Marín
Artículo siguientePlan de vida