Cortesanos famélicos

377

Después del Ludwig Museum de Budapest, Kunsthaus Miami y galerías de México, Cuba, España y Puerto Rico, toca el turno a Casa Vallarta para albergar la obra del pintor y serigrafista cubano Alonso Mateo, en la exposición “Altos, delgados y distinguidos”.
El artista, que ha desarrollado su obra a través de la pintura, el grabado, el diseño gráfico y el performance, representa en algunos de sus cuadros la idea del poder, el lujo, el glamour y el valor a través de reelaboraciones plásticas de fotos de la “alta alcurnia”, que aparecen en la revista ¡Hola! Razón por la que Alonso Mateo es nombrado el “pintor de la corte”.
La exposición, que permanecerá hasta el 15 de agosto en el centro cultural ubicado en avenida Vallarta 1668, incluye cuadros como: “Doña Elena de Borbón y don Jaime de Marichalar” (1998); “Prozac” (2002); “Valentino” (2001) y, “48 metros de bieses y para la enagua 13 metros de encaje” (2002).