Celebra su 30 aniversario la Unidad de Protección Civil Universitaria

Entregaron reconocimientos a quienes han contribuido en esta labor

416
Foto: Adriana González

Con un homenaje post mortem a Jaime Arturo Paz García, fundador de la Unidad de Protección Civil de la Universidad de Guadalajara (UdeG) y una entrega de reconocimientos a quienes han destacado por su labor en esta área, celebró esta dependencia universitaria su 30 aniversario en el Paraninfo Enrique Díaz de León.

El reconocimiento post mortem por su trayectoria y aportación a la protección civil universitaria de Paz García lo recibieron su viuda Rosa Elba Martínez Paz y su hija Rosa Iris Paz.

El Secretario General de la UdeG, Guillermo Gómez Mata, reiteró el interés de esta Casa de Estudio por ofrecer programas académicos y servicios en espacios seguros y con personas capacitadas para actuar en caso de percances y contingencias.

“En el caso de la Universidad, desde hace tres décadas fue creada la Unidad de Protección Civil, encargada de coordinar, capacitar y promover la cultura de la prevención ante fenómenos perturbadores en toda la red. En el marco de este aniversario rendimos un merecido homenaje al doctor Jaime Arturo Paz García, fundador de la unidad y quien contribuyó en gran medida al establecimiento de la protección civil en México”, dijo.

La esposa e hija de Jaime Arturo Paz García, recibieron el reconocimiento póstumo al fundador de la Unidad de Protección Civil de la UdeG. Foto: Adriana González

Destacó que durante tres décadas el trabajo de esta unidad ha sido constante y dirigido hacia la creación de la cultura de la prevención en todos los centros universitarios, preparatorias y edificios de la UdeG.

Alberto Castellanos Gutiérrez, titular de la Coordinación General de Servicios a Universitarios, señaló que la vida humana se ennoblece cuando ayudamos a construir una cultura de la protección colectiva sustentada en el conocimiento científico, en el sentido de la prevención y en el cuidado mutuo entre prójimos, con quienes compartimos espacios de trabajo y estudio.

“Felicito a quienes hoy reciben su reconocimiento por sus aportaciones en estos 30 años, y reiterar nuestro compromiso de seguir construyendo juntos una verdadera cultura de la protección civil dentro y fuera del ámbito universitario, que se traduzca en una mejor calidad de vida para la sociedad”, indicó.

Foto: Adriana González

El jefe de la Unidad de Protección Civil Universitaria, José Luis Velázquez, recordó que después del terremoto que cimbró a la Ciudad de México en 1985, nació en 1986 el Sistema Nacional de Protección Civil y la Universidad crea en 1991 una dependencia responsable para la protección civil.

“En 1992, con las explosiones del 22 de abril, esta dependencia tiene una participación importante en atención y rescate de víctimas; desde entonces se ha procurado llevar a cabo las encomiendas de normas federales y estatales, y a 30 años de su creación esta unidad se ha transformado y adaptado a la exigencia de los tiempos”, apuntó.

Destacó que en 1994, con la creación de la Red Universitaria, se hizo necesario adecuar las dimensiones de la unidad al tamaño de la red y con el tiempo se crea la Red Universitaria de Protección Civil.

Foto: Adriana González

El Director General de Vinculación, Innovación y Normativa, de la Coordinación Nacional de Protección Civil, Héctor Amparano Herrera, mediante un video felicitó la labor de tres décadas de esta unidad.

“Felicito al Rector General, que ha demostrado su interés y ha impulsado acciones de prevención con el solo fin de salvar vidas. Felicito a los mil 850 brigadistas, de casi 200 dependencias universitarias. Gracias por fortalecer los protocolos de protección civil; con su participación refrendamos el compromiso de llevar a cabo acciones colaborativas para tener un país más seguro”, precisó.

El comandante Víctor Hugo Roldán Guerrero, Director de la Unidad de Protección Civil del Estado de Jalisco, expresó que día con día trabajan para servir a una sociedad que cada vez esté más preparada, y la misión es seguir dejando huellas al igual que los antecesores.

“Debemos buscar superar a nuestros maestros y dejar una huella más profunda de lo que ellos dejaron. Nos queda la tarea de preparar a las personas para que no sufran estragos de los desastres”, señaló.