Catástrofes de la era de internet

183

Un minuto de vida de la web significa millones de actividades y sucesos importantes. En tan sólo 60 segundos se generan 98 mil tweets y más de 320 cuentas en este microblog. El motor de Google entrega 695 mil resultados de búsqueda. Y el mundo intercambia 168 millones de correos electrónicos.
Otras actividades ocurren en un minuto, como la subida de 600 videos a YouTube y más de 6 mil 500 imágenes al sitio Flickr. Además, en Facebook ingresan más de 79 mil publicaciones en los muros. También, 13 mil descargas de aplicaciones de iPhone.
La compañía de desarrollo Go-Globe (www.go-globe.com) dio a conocer estos datos de los eventos que se concentran en 60 segundos de internet. Las cifras manifiestan la enorme facilidad con la que el mundo se comunica e intercambia ideas.
Es fenómeno es considerado un aspecto positivo de la red, pero también hay sucesos que contrastan con lo anterior, considerados como catastróficos, porque representan enormes pérdidas económicas o la caída de grandes compañías tecnológicas.
Algunos de estos sucesos son los ataques de hackers a grandes empresas trasnacionales y a dependencias gubernamentales en todo el mundo, eventos conocidos como “batallas cibernéticas”. Esta clase de guerra es una realidad y se reafirma con los recientes problemas enfrentados por corporaciones, como Sony, con el hackeo de su PlayStation, al igual que la suplantación de los servidores de McDonald mediante pishing y la clonación de la página de actualizaciones Microsoft Update, eventos que afectan a miles de usuarios.
El ataque por medio de falsos antivirus es otra de las amenazas más frecuentes. Un ejemplo es el problema de Microsoft Update, con el que se intenta estafar a los usuarios para que instalen software malicioso suplantando una actualización de seguridad.
Otra catástrofe fue la ocurrida a los sitios Openoffice.org, Java.net y Netbeans.org, todos unidos a Oracle. Estuvieron fuera de servicio varios días por un colapso del centro de datos de esta compañía, por “un error catastrófico en el sistema de refrigeración”, escribió en su twitter el pasado 30 de junio, el ingeniero de Oracle, Marco Walther. Agregó que el suministro eléctrico fue suspendido, por lo que su servicio resultó inseguro en esos momentos.
A través de la historia de internet se han presentado fallas de enormes repercusiones, como la ocurrida en 2009 al gigante de las búsquedas Google, cuando 150 millones de usuarios de su servicio de correo electrónico Gmail experimentó un período de grave de inestabilidad, por lo que dejó de funcionar por espacio de una hora y 40 minutos.
Otros eventos que involucraron a internet y que representaron enormes pérdidas financieras fueron la que vivieron inversionistas que dudaron en adquirir empresas punto.com. Por ejemplo, hace 10 años, Yahoo tuvo la oportunidad de comprar a Google, por la cantidad de 3 mil millones de dólares, pero no lo hizo porque no pensaban desembolsar tal cantidad por una compañía que no ofrecía beneficios económicos tangibles. Actualmente el buscador vale 170 mil millones de dólares.
Por el contrario, la fusión de Time Warner y America On Line, ocurrida en 2000, considerada la madre de todas las fusiones, costó la cantidad de 160 mil millones de dólares. Sin embargo, la celebración no duró mucho, porque para 2007 las acciones de esta empresa valían apenas 20 mil millones.
La red siempre ha vencido obstáculos. Por ejemplo, la cercana “muerte” del protocolo de internet IPv4. La respuesta ante este conflicto fue la creación e implementación del IPv6, una nueva versión que dará vida a la web por muchos años. Si no existiera esta posibilidad, internet se estancaría.
El futuro se vislumbra equilibrado entre los aspectos positivos y las consideradas catástrofes informáticas. El usuario final es el que deberá aprovechar las innovaciones y tratar de evitar las fallas.