Casos de osteoporosis podrían incrementar después de la pandemia 

Tomar baños de sol y una alimentación balanceada ayudan a contrarrestar los efectos negativos que puede traer la contingencia y que, sumados a factores de riesgos genéticos y debidos a la edad, contribuyen al desarrollo de la enfermedad

723

Los casos de osteoporosis podrían incrementar después de la pandemia por COVID-19 ante una mayor incurrencia en factores de riesgo, como el sedentarismo, consumo de tabaco, de café en exceso y refrescos, así como falta de exposición al sol, señaló Francisco Ruiz González, coordinador de la Clínica de Osteoporosis, de la Unidad Fray Antonio Alcalde, del Hospital Civil de Guadalajara (HCG).

Las repercusiones no se van a ver por el momento, sino probablemente hasta el próximo año, cuando la gente salga más a la calle, detalló el galeno.

Si ya había problemas como la obesidad y que a los 50 años hay personas que empiezan con problemas de pérdida de densidad ósea, se le suma la alimentación inadecuada, la falta de ejercicio y la escasa o poca exposición al sol, todo esto puede inducir de manera más rápida problemas de osteoporosis coincidió Enrique Rosas Jiménez, especialista el Ginecología y Obstetricia, además de Académico del Centro Universitario de Tonalá (CUTonalá), y presidente de la Academia de Ginecología, Obstetricia y Medicina Sexual.

Definiendo la osteoporosis

La osteoporosis es una enfermedad silenciosa que se caracteriza por la pérdida de la masa ósea, lo que vuelve al hueso muy frágil y susceptible de fracturarse.

La osteoporosis es una enfermedad silenciosa que se caracteriza por la pérdida de la masa ósea, lo que vuelve al hueso muy frágil y susceptible de fracturarse ante golpes mínimos. Ocurre principalmente en mujeres arriba de los cincuenta años, que ya están en periodo de la menopausia y tienen pérdida de estrógenos, y en varones que rebasan los sesenta años, explicó Ruiz González.

Es más frecuente en mujeres por factores hormonales. Por cada diez que tienen osteoporosis se espera que la tengan de dos a tres varones.

En el HCG son revisados aproximadamente de 20 a 30 pacientes al día con osteoporosis, en condiciones normales, aunque por la pandemia por COVID-19 decreció el ritmo de trabajo.

Hay factores que influyen para la osteoporosis que no se pueden modificar, como el sexo, la edad, la genética y las enfermedades como artritis tipo reumatoide y lupus. Otros sí pueden ser modificados, como el exceso en el consumo del café, así como tomar refrescos, alcohol y el sedentarismo.

Para diagnóstico es necesaria una densitometría ósea para la columna lumbar y las caderas, y a partir de ésta puede determinarse si el hueso es normal, si empieza a perder masa ósea (osteopenia) o ya tiene osteoporosis, y con base en el mismo, definir el tratamiento correspondiente.

Hay medicamentos que pueden ayudar en la regeneración del hueso, acompañados de minerales apropiados, además de vitaminas D. En la Unidad Fray Antonio Alcalde del HCG, está la Clínica de Osteoporosis en donde se puede realizar el estudio.

“Contamos con dos equipos de densitometría, estamos certificados por la Asociación Mexicana de Metabolismo Óseo y tenemos certificación internacional, además de personal capacitado y programas de atención bien estructurados”, detalló.

Cada año, durante el día mundial de la Osteoporosis, que es celebrado este 20 de octubre, hay una plática para pacientes sobre la enfermedad en el HCG. La Unidad Fray Antonio Alcalde ofrece a las pacientes consulta, estudios de densitometría de la columna y caderas, son revisados los resultados y de ser necesario se receta tratamiento.

Para citas, los interesados pueden presentarse a la sala 1, de rayos X, de la Unidad Fray Antonio Alcalde, del HCG.

Recomendable tomar baños de sol

Los rayos ultravioleta B pueden contribuir a la osteogénesis, proceso a través del cual ocurre la formación del tejido óseo.

Rosas Jiménez explicó que la gente debe tomar el sol, de manera directa, por lo menos tres veces a la semana, veinte minutos cada vez o diez minutos diarios, y aconsejó a las personas ducharse con jabón una vez que hayan transcurrido dos horas, no antes.

Al tomar el sol deben cerciorarse de que el cielo no esté nublado, que es cuando la gente puede exponerse a los rayos ultravioleta A, que ocasionan cáncer de piel y destruyen el ADN de la célula, al contrario que los rayos ultravioleta B, que pueden contribuir a la osteogénesis, proceso a través del cual ocurre la formación del tejido óseo, que da fuerza y estructura a los huesos.

El galeno recomendó el consumo de alimentos que contienen calcio, como como la avena, hojuelas de maíz y frijoles.

Otras fuentes de calcio son espinaca, brócoli, almendras, semillas de girasol, chía y ajonjolí.

El galeno advirtió a las personas evitar el consumo de refrescos, ya que alteran el metabolismo y la absorción del calcio.

Es recomendable retirar de la alimentación los alimentos chatarra que traen suplementos como conservadores, dijo, y añadió que el consumo excesivo de alcohol y el de sustancias como cocaína, pueden desencadenar osteoporosis.

En una investigación realizada por parte del Centro Universitario de los Altos (CUAltos), se encontró que jóvenes que consumían drogas de manera inhalada ya tienen osteoporosis en la estructura ósea de los maxilares superiores e inferiores, detalló el académico.

Advirtió que si la persona quiere tomar un suplemento de calcio o quiere tratamientos hormonales, acuda con su médico, ya que no recomendó a las personas que se autorreceten.

Ruiz González advirtió que el calcio es muy difícil de absorber, irrita a la mucosa gástrica y provocar gastritis, y en casos en que no haya buena función renal, cálculos renales. Entonces lo adecuado es “que su médico le explique exactamente qué cantidad y qué tipo de calcio se debe de tomar”.