Zapopan y Tlaquepaque donaron predios para construir prepara

    611

    El Sistema de Educación Media Superior (SEMS) de la UdeG, consiguió dos nuevos terrenos en la zona metropolitana de Guadalajara, y como explicó Alfredo Peña Ramos, director del SEMS, solo falta un terreno para cumplir su meta de construir cuatro preparatorias en la urbe metropolitana.
    El viernes 2 de diciembre el Cabildo de Zapopan autorizó la donación a la Universidad de un predio para la construcción de un bachillerato. Días antes, el 30 de noviembre, los regidores de Tlaquepaque hicieron lo mismo.
    “La ventaja de esas donaciones es la ubicación de los terrenos, se localizan en zonas donde la construcción de una preparatoria es urgente, pues son puntos con mucha demanda”, explicó el titular del SEMS, quien aseguró que de tener los cuatros terrenos pondrían un número igual de planteles con capacidad para atender a cuatro mil alumnos al comienzo de las actividades de las escuelas.
    “Subsecuentemente, la cobertura se iría duplicando hasta llegar al máximo de su capacidad, para cubrir entre doce mil y catorce mil espacios, más lo que genere el plantel Tonalá, preparatoria que comenzará actividades en febrero próximo”.
    Aseguró que si todo se realiza de acuerdo con lo planeado, y tomando en cueta que la demanda en la metrópoli es de entre 16 mil y 17 mil espacios, en dos o cuatro años abatirían ese atraso de lugares.
    El primer predio que consiguieron fue del Ayuntamiento de Guadalajara, que en junio pasado les entregó un lote de 5,500 metros cuadrados. Se ubica en el fraccionamiento San Antonio, en la zona de Huentitán.
    El viernes 2 de diciembre, Zapopan aprobó la donación de un lote en la colonia Las Lomas, en la entrada de San Juan de Ocotán. Mide más de 3.5 hectáreas.
    El bachillerato que ahí se construya atenderá a la población de San Juan de Ocotán, La Venta del Astillero, Nextipac y Ciudad Granja, informó el entrevistado.

    Texto extraído del periódico Público. Miércoles 8 de diciembre del presente.

    Artículo anteriorEl desencanto de la actividad política en México
    Artículo siguienteVíctor González ílvarez