Voluntarios ejemplo para la humanidad

318

“El voluntariado es la buena noticia que un mundo convulsionado quiere oír”, dijo el padre Alejandro Solalinde Guerra, fundador y director del albergue “Hermanos en el camino”, durante su conferencia impartida el pasado lunes en el Centro Universitario de Ciencias de la Salud (CUCS), en el marco del Día Internacional del Voluntariado, celebrado el 5 de diciembre.

Uno de los actores fundamentales en la defensa de las causas sociales hoy en México, relató la manera en la que, después de estudiar las licenciaturas en Historia y Psicología, su vida cambió cuando comenzó a ayudar a los migrantes en Oaxaca, con un equipo de voluntarios conformado primordialmente por niños.

“Quiero intentar profundizar el servicio hermoso del voluntariado. Estamos en una época marcada por el sistema capitalista, egoísta, hecho para acumular dinero. Pero hay otra fuerza importante, el voluntariado, gente que da y entrega el tiempo que no le sobra y lo mejor de sí”, dijo.

Agregó que el voluntariado, representado en mayor medida por mujeres y jóvenes, es un servicio que está creciendo, “una decisión en la que se opta por el ser humano en lugar de elegir el dinero. Se puede defender a los más débiles y estar con los más desprotegidos”.

Al presentar al conferencista, Héctor Raúl Pérez Gómez, director del Hospital Civil de Guadalajara —que también organizó el evento— destacó su labor como “un ejemplo de vida, de valentía y de cómo el trabajo de los voluntarios requiere de decisiones para que puedan llegar a sus objetivos genuinos”.

La representante del Voluntariado del Hospital Civil de Guadalajara, Esther Cisneros Quirarte, recibió en la ceremonia un reconocimiento por parte de los servicios de Trabajo Social del antiguo y nuevo hospital, informó que en estos nosocomios brindan apoyo 192 grupos de voluntarios, de los cuales 153 reparten alimentos a los familiares de los pacientes durante todo el año. El resto, tienen diferentes vocaciones, como el acompañamiento a los pacientes.