Ventanilla de pago

549

La UdeG pide al gobierno del Estado que no gaste en gasolina (al llevar los cheques en persona), ya que las tecnologías de la información permiten transferencias más ágiles y seguras; así se realizaban hasta hace dos meses.
Lo anterior, después de la entrega de cheques provenientes de la Federación y no del gobierno estatal que hizo el Secretario General de Gobierno, Fernando Guzmán Pérez Peláez, el pasado 14 de septiembre.
Carmen Rodríguez Armenta, coordinadora de Planeación y Desarrollo Institucional, le aclaró al funcionario estatal la procedencia de los recursos, y él se limitó a decir que es dinero del pueblo.
Los cheques entregados provienen de fondos federales de concurso. Uno de ellos es del fondo CUPIA, por un monto de 23 millones 170 mil 300 pesos; y el segundo por 48 millones 591 mil pesos corresponde a subsidio federal por incremento de matrícula y apoyo para reconocimiento de plantilla.
Estos fondos los obtienen las universidades con mejor desempeño, muestra tangible son los buenos indicadores de la Universidad. En estos recursos etiquetados, entregados por la Federación, el gobierno del estado únicamente juega el papel de “ventanilla de pago”.
Al tiempo que recibía los cheques, Rodríguez Armenta le entregó al secretario de gobierno (quien “recibió con gusto”) una relación de los adeudos que tiene el gobierno del estado con la Casa de Estudios, originados por el incumplimiento de acuerdos asumidos ante el gobierno federal y mediante los cuales el gobierno estatal debe entregar montos iguales a los otorgados por la Federación. El monto total del adeudo –desde 2007– es de 701 millones 194 mil 823.69 pesos. 
Cabe mencionar que el Rector general se encontraba en otra instalación de la Universidad de Guadalajara, en un acto público previamente agendado.
Asimismo, durante la semana pasada, el gobierno del estado siguió con su estrategia de ataques e infundios en contra de la UdeG.