Una voluntad colectiva

114

Hace más de 20 años la Universidad de Guadalajara evolucionó a un nuevo modelo de Red universitaria, ante la necesidad de conformar una institución educativa moderna, eficiente y de calidad.

Durante este tiempo, la UdeG ha experimentado avances en aspectos como la descentralización administrativa, la desconcentración de la matrícula hacia las regiones del estado, la actualización curricular, el fortalecimiento de la investigación científica y el posgrado, así como el desarrollo de las tecnologías y las telecomunicaciones.

La Red ha brindado la oportunidad de tener acceso a la educación a casi 100 mil alumnos más de los que había en 1994, lo que prácticamente duplicó la matrícula.

Su consolidación ha permitido la conformación de la Red de Bibliotecas, la incorporación de sistemas de gestión y administración más eficientes, la adopción de un proceso de administración con base en el mérito y la capacidad, además de la implementación de mecanismos para dar transparencia al empleo de los recursos.

Esta red logró también la fundación del Sistema de Universidad Virtual (SUV) y recientemente la creación del Sistema Universitario de Radio, Televisión y Cinematografía, a la par de la consolidación de magnos eventos de difusión cultural, como la Feria Internacional del Libro, la Cátedra Latinoamericana Julio Cortázar y el Festival Internacional de Cine en Guadalajara, junto con el paulatino desarrollo del Distrito Cultural Universitario.

Para celebrar el XX aniversario de la Red universitaria, fue realizado un acto conmemorativo el 12 de noviembre en el Auditorio Telmex, donde reconocieron a 80 precursores y participantes de la fundación de la Red, por parte de autoridades universitarias encabezadas por el Rector General, Itzcóatl Tonatiuh Bravo Padilla.

Entre los personajes reconocidos estuvieron los exrectores generales Raúl Padilla López, Víctor Manuel González Romero, José Trinidad Padilla López, Marco Antonio Cortés Guardado, así como universitarios que ocuparon diversos cargos durante la transición a la Red.

Además reconocieron a quienes integraron la Comisión especial para el análisis y discusión de la reforma académica y la Comisión especial para la transición al nuevo modelo de Red, a los participantes en el proceso de cambio, coordinadores ejecutivos y primeros rectores de los nuevos centros y sistemas universitarios, así como algunos reconocimientos post mortem.

“El proyecto de Red detonó para su concreción, una voluntad colectiva que le ha permitido superar múltiples limitaciones y dificultades. A esos protagonistas colectivos y a todas aquellas personas que han contribuido desde sus ámbitos y comunidades al diseño, planeación, fundación y desarrollo de la Red universitaria durante estos poco más de 20 años, hoy la Universidad les extiende su más alto reconocimiento”, expresó el Rector General.

Al festejo asistió también el gobernador de Jalisco, Jorge Aristóteles Sandoval Díaz, quien reconoció a la comunidad universitaria, de la que dijo sentirse parte.

“No puedo estar ajeno al sentir de los universitarios, porque en su momento abracé sus causas, las hice mías y desde ahí apuntalé la estructura de valores que hoy me sostienen. Aborrezco la impunidad, me duele la injusticia. Tengo claro como gobernador que ustedes no esperan sólo esfuerzos y que no basta con avanzar. Ustedes no están dispuestos a aplaudir los intentos. Estoy consciente de que el gobierno debe dar resultados”.

La necesidad del cambio
La Universidad de Guadalajara comenzó a planear los cambios en su estructura académica y administrativa varios años antes de que fuera conformada la Red, ya que la estructura institucional se vio rebasada por el crecimiento de la demanda de profesiones, por lo que lo conveniente era transformar a la institución, como lo hicieron instituciones norteamericanas.

Ese interés fue plasmado en el primer Plan de Desarrollo Institucional: una visión a futuro, presentado en 1989 y cuyo propósito era alcanzar una reforma a partir de cuatro líneas de desarrollo: acceso democrático a la educación y excelencia académica; descentralización y regionalización; vinculación con los sectores sociales y productivos; flexibilidad académica y administrativa.

En septiembre de 1989, el Consejo General Universitario aprobó el documento Bases para la discusión de la reforma académica universitaria de la Universidad de Guadalajara, un diagnóstico que proponía desconcentrar los servicios y funciones de la institución.

El 31 de agosto de 1990, el Consejo General Universitario aprobó la realización de una amplia consulta entre la comunidad universitaria y la sociedad, misma que inició en 1991 y culminó en agosto de 1992. Sus resultados sirvieron para diseñar las primeras iniciativas del cambio, entre las que se encontraban la creación de nuevas instancias de planeación, órganos colegiados y entidades universitarias.

Uno de los fundadores del Centro Universitario de la Costa (CUCosta) y actual director de la Preparatoria de Puerto Vallarta, Armando Soltero Macías, se dijo afortunado de haber participado en el proyecto.

“La Red universitaria ha tenido un gran impacto en términos de dar a los jóvenes la oportunidad de estudiar el bachillerato, la licenciatura o posgrados. Como rector hicimos un cálculo del gasto que se ahorraron las familias en no tener que trasladarse a Guadalajara y eran muchos cientos de millones de pesos que se quedaron en las localidades”.

Soltero Macías apuesta a la importancia de cubrir los municipios en los que hasta el momento no tiene presencia la Red: “Cada centro tiene su propia idiosincrasia, lo cual ha funcionado bien. Me tocó fundar un centro universitario y es impresionante ver lo que le aportamos a cada joven, quienes tuvieron la oportunidad de un ascenso social y económico. Eso significa que abrimos puertas que dieron a muchas personas una razón de ser”.

En 1994 fueron creados seis centros universitarios temáticos en la zona metropolitana de Guadalajara y cinco regionales en los municipios de mayor importancia; se conformó el Sistema de Educación Media Superior (SEMS), que aglutinó a las escuelas metropolitanas y regionales y nombraron a los coordinadores ejecutivos de las regiones.

En 2000 se conformó la Red Radio Universidad de Guadalajara e iniciaron funciones los campus universitarios del Norte y de los Valles, mismos que fueron transformados en centros universitarios en 2004.

En 2008 entró en vigor la reforma al bachillerato general por competencias. Años más tarde inició la construcción del Centro Universitario de Tonalá, y se aprobó la creación del Centro de Instrumentación Transdisciplinaria y de Servicios (Citrans). También fue creado el Sistema Universitario del Adulto Mayor e iniciaron las transmisiones del Canal 44.

En la presente administración, la Casa de Estudio recibió la distinción de Benemérita y después de una amplia consulta actualizó su Plan de Desarrollo Institucional visión 2014-2030, y empezaron las gestiones para un nuevo centro universitario ubicado en Zapotlanejo.

Para Juan Manuel Jurado Parres, director de la Preparatoria 5, hay un antes y un después en el estado de Jalisco desde la implementación de la Red.

“El estado de Jalisco hoy es otro, y ahí están los indicadores, el desarrollo social, el desarrollo económico, el propio desarrollo político, al crear en todo el estado grandes centros académicos y de investigación. Esto apunta a que Jalisco tiene otro rostro a partir de esta Red, que ha contribuido a su proyección”.

A dos décadas de la conformación de la Red universitaria, la Casa de Estudio busca ser una institución que forme profesionistas competitivos en el contexto global, realice investigación de vanguardia y pertinente a las necesidades sociales y desarrolle innovadores programas de vinculación con la sociedad.