Una ruta hacia el jazz

721

El jazz es un género musical que se dirige hacia distintos caminos. De las estructuras más convencionales hasta las líneas más arriesgadas en la experimentación, este estilo representa una de las expresiones artísticas que ha logrado penetrar, con el transcurso de las décadas, en determinados circuitos a nivel mundial.

En la búsqueda por romper estigmas con la idea de generar una aproximación e intercambio de experiencias entre músicos y el público tapatío, está próximo a efectuarse el primer Encuentro Internacional de Jazz, un esfuerzo a cargo de la asociación civil Tónica que, después de años de trabajo, logra concretar esta plataforma en alianza con la Secretaría de Cultura de Jalisco.

Con la participación del saxofonista y flautisa Kenny Garret; el organista Joey DeFrancesco y el trompetista Nicholas Payton, el encuentro concentrará en las habilidades de estos músicos una parte importante de su programa, particularmente porque encabezan el Festival Internacional de Jazz, un apéndice vital dentro de esta plataforma.

El estadounidense Kenny Garret, quien tiene una fuerte inclinación hacia el post bop, es conocido por haber formado parte de la Orquesta de Duke Ellington y del grupo de Miles Davis, además de colaborar con Five Peace Band. Por su parte, Joey DeFrancesco, un empedernido organista de descendencia italiana, con estilo particular, cimienta sus bases entre el hard bop y el soul jazz. Nicholas Payton, también estadounidense, es heredero de la tradición de trompetistas como Buddy Bolden y, por supuesto, Louis Armstrong.

Completan el cartel del Festival Internacional de Jazz: King Smith, Iraida Noriega & the Groovy Band, Willy Zavala, Mole, José James, y el recién desempacado de Glastonbury, Troker. Además, dentro de la llamada programación escénica, ofrecerán conciertos en el Teatro Degollado, destacando el homenaje a Enrique Nery, pianista mexicano con una larga trayectoria.

Para intentar alcanzar una repercusión mayor en la enseñanza de una nueva camada de músicos, incluso artistas profesionales, el Encuentro Internacional de Jazz brindará un seminario en el que la experiencia representa la principal directriz. El programa educativo también incluye charlas, talleres de producción e ingeniería de audio, gestión de proyectos culturales, industria de la música, además de conciertos didácticos y la actividad denominada jazz para bajitos, un encuentro de iniciación para los pequeños. Las inscripciones pueden hacerse directamente en su página oficial. 

Dentro del taller dedicado a la industria de la música abordarán temas que los creativos deben conocer, principalmente en lo relacionado con derechos de autor.

Otros puntos son los principales actores dentro de la empresa musical y los modelos de negocios tradicionales y de vanguardia. El propósito es la profesionalización del artista, algo que diferentes instituciones y proyectos han manifestado con anterioridad. Con estos planes de trabajo, el Encuentro Internacional de Jazz busca convertirse en un escenario que conduzca hacia los nuevos terrenos que la música explora en la actualidad.

El Encuentro Internacional de Jazz también efectuará una serie de conciertos en bares y cafés, escenarios que tienen una vinculación estrecha con la “escena” de esta ciudad. Las sesiones musicales se complementan con la participación de agrupaciones como San Juan Project y Bad Boys Preservation Band, esto en el Foro Expo, además de presentaciones en la Vía Recreactiva. El programa se extiende con un ciclo fílmico en el que se proyectarán trabajos de John Conley, Luis Malle, John Cassaventes, Shirley Clarke, entre otros.

Con Sara Valenzuela y Gilberto Cervantes encabezando la organización de este encuentro, ambos con un trabajo previo en Tónica, el reto es dar un paso definitivo para generar mayor interés de participación en los músicos, provocar ese verdadero atractivo a escala local, nacional e internacional, y mostrar las posibilidades del jazz hacia nuevos públicos; pero, sobre todo, después de obtener resultados sólidos en esta nueva etapa, el desafío es asegurar la permanencia y aumentar la calidad de esta plataforma.