Una red de bibliotecas

388

Con el objetivo de brindar alternativas viables y vanguardistas para que los jaliscienses con discapacidad visual accedan a los diferentes servicios bibliotecarios con que cuenta la Red de Bibliotecas de la Universidad de Guadalajara, la Coordinación de Bibliotecas emprende el programa Red de Servicios bibliotecarios especializados para la discapacidad visual (RESEBIDI).

Con este programa se busca reivindicar el derecho legítimo de acceder a fuentes de información con criterios de equidad a las personas con alguna discapacidad visual en Jalisco, explica J. Jesús Calvillo Reynoso, uno de los coordinadores del programa liderado por Sergio López Ruelas, coordinador de Bibliotecas, y Ana Gricelda Morán Guzmán, jefa de Servicios Bibliotecarios

“Nos estaremos apoyando en la Red de Bibliotecas de la UdeG, para que en los 105 municipios donde la Universidad tiene presencia haya un espacio accesible para que cualquier jalisciense con discapacidad visual, sea universitario o no, pueda acceder a información desde las distintas modalidades como braille, lectura digital, impresión de textos, entre otras”, explicó Calvillo.
Morán Guzmán dice que la red será capacitada, asesorada y coordinada por la Red de Servicios Bibliotecarios  Especializados para la Discapacidad Visual (RESEBIDI) que tendrá su sede en la Zona Metropolitana de Guadalajara.

Calvillo comenta que el programa dará inicio el 24 de junio y se organiza en cuatro fases operativas: la sensibilización del personal hacia la discapacidad visual, la consolidación de la RESEBIDI, la capacitación del personal en alternativas para el acceso a la información y la puesta en marcha de la Red.

“La gran fortaleza de este proyecto estriba en su modelo de red. Hay varios esfuerzos por construir áreas o salas para estas personas pero son esfuerzos aislados. La innovación es llevar el programa hasta el rincón más lejano donde la universidad tiene presencia”.

La falta de programas en Jalisco
Según el último censo de población y vivienda, en Jalisco el 23.16 por ciento de las 367 mil 623 personas presentan alguna discapacidad, tiene discapacidad visual. Esto suma un total de más de 75 mil personas, de las cuales el 20 por ciento tiene ceguera total.

La diputada Bertha Yolanda Rodríguez Ramírez explica que para abatir el rezago que existe en la atención a estas personas, ya están trabajando en comisiones dos iniciativas. Una es la Reforma a la Ley para la Integración de las Personas con Discapacidad, y la otra más específica que es la de la Ley para la Prevención y Atención de la Retinopatía.

Según las cifras de la justificación de motivos de esta ley, la ceguera infantil es prevenible en un 90 por ciento y de cada 140 casos, 126 podrían salvar su vista, pues la retinopatía del prematuro es la principal causa de ceguera en infantes.

“De acuerdo a un estudio patrocinado por una universidad londinense, la retinopatía dejó 628 niños ciegos en México. Jalisco ocupa los primeros sitios a escala nacional por debajo del Estado de México, Veracruz y Distrito Federal”.

Por ello, propone que Jalisco cuente con un Centro para la Prevención de Ceguera por Retinopatía. La idea es que este centro forme parte de los programas del Hospital Civil, institución que ya tiene experiencia e infraestructura.