Una estrella menos

    758

    El otro día  me levanté temprano (cosa rara en mí)  y de casualidad vi las noticias. El noticiero, en ese momento, recordaba el incidente ocurrido en la Guardería ABC Hermosillo, Sonora,  donde bebés indefensos y con todo un futuro por delante perdieron la vida.
    A más de un año de esa desgracia, no hay un responsable directo que se enfrente a un tribunal de justicia, como lo hacemos todos los mortales al cometer un delito, y no se diga de esa magnitud. Creo que cada día estamos más lejos de que en verdad veamos un proceso justo. Y resulta que los inculpados enfrentan su juicio en la comodidad de su hogar y con todas las libertades del mundo.
    Esto nos hace preguntarnos: ¿Por qué la justicia no es pareja para todos? Parece mentira que este aparato inútil que tenemos  como justicia nacional, haya emanado de una revolución que costó la vida a más de un  millón de mexicanos.
    Incidentes como el ocurrido en la Guardería ABC y su desenlace, nos orillan a restarle una estrella al Bicentenario (espero que Televisa no se enoje por su comercial) y nos dejan con menos motivos para celebrar.