Una estatal de circo

362

El hombre fuerte, la mujer barbuda, el adivino y los payasos, son algunas de los personajes nómadas que durante el siglo XIX y principios del XX visitaban pueblos y ciudades para divertir y entretener.

Llegaban acompañados de animales adiestrados que complementaban los espectáculos y causaban admiración. En Guadalajara y en todo el estado la presencia de los circos acompañó a muchas generaciones. Hoy, la diversión que se ofrece bajo una carpa ha cambiado sensiblemente y una clara prueba de este giro radical lo podemos disfrutar ahora en Guadalajara del 21 al 28 de agosto en el Foro Periplo, en la primera edición de la Muestra Estatal de Circo, organizada por el colectivo Bravísimo con el apoyo de la Secretaría de Cultura Jalisco.

Cómo se llega al circo, cómo se decide por esa profesión. El relevo generacional que había sido casi la única manera en la que alguien se involucraba en el oficio circense, desde hace varias décadas se ha diversificado. Si bien en algunos países europeos y sudamericanos la profesionalización del circo se ha legitimado a través de escuelas, en México había permanecido la tradición familiar, sin embargo desde hace algunos años muchos ejecutantes llegan al circo desde su interés por las artes escénicas. Bravísimo a través de su director Juan Méndez, ha conseguido abrir la puerta a quienes tienen interés por el circo y sus múltiples disciplinas, ya que esta Muestra es la segunda iniciativa que coordina y ofrece en Guadalajara. Con cuatro años de organizar el Festival Internacional de Circo PERIPLO, ahora de nueva cuenta crea una plataforma local para la presentación de trabajos de diversos grupos y artistas que producen espectáculos de circo en Guadalajara, con la intención de que en el futuro inmediato se sumen artistas de otros lugares de Jalisco.  Para Méndez los objetivos de esta Muestra son claros: “Buscamos dar a conocer las propuestas circenses de las principales compañías de la ciudad. Crear espacios de diálogo entre profesionales del circo para tejer nuevas redes de trabajo, fomentar el intercambio artístico, crear nuevos públicos y ampliar los mercados culturales y comerciales del circo. También tenemos la intención de involucrar a gestores, promotores y responsables de dependencias públicas de cultura. Lo que más nos interesa es fortalecer a la comunidad circense, que sigamos juntos para la discusión de asuntos artísticos y también laborales”.

En esta primera Muestra participan seis compañías que residen en la zona metropolitana de Guadalajara: Circo Dragón, Fuoco di Strada, Cirko Alebrije, Cabaret Capricho, Cía Nmor y Bravísimo, los convocantes. Todos ellos se enfrenarán al público con espectáculos que incluyen el clown, trabajo físico de virtuosismo, malabares, canto y mucha música.  Méndez insiste en que estos Muestra fortalece la creación del circo humano: “Como creadores, este marco permite compartir nuestras búsquedas y hallazgos, nuestras capacidades físicas, nuestros límites y alcances. El circo humano busca materializar los sueños que tenemos como volar, manipular objetos en el aire, ser capaces de manejar nuestras emociones. El reto es encontrar un lenguaje propio y original, dejarse influir por otras artes como la danza, el teatro, la plástica, así como mejorar nuestros procesos de creación, producción y comercialización de nuestro trabajo”.

El circo local acelera su desarrollo gracias a iniciativas como las que Bravísimo propone en Guadalajara. La información sobre esta primera Muestra y los seis espectáculos que ofrece puede consultarse en las páginas electrónicas de la Muestra Estatal de Circo y de la Secretaría de Cultura Jalisco.