Un enlace con la sociedad

    140

    El Centro de Atención Médica Integral (CAMI), dependencia del Centro Universitario de los Altos, cumple diez años desempeñando una doble función: la docencia y la extensión, pues forma a los estudiantes de Ciencias de la salud de ese plantel, y otorga servicios de calidad y bajo costo a la población vulnerable de la región.

     “Nuestra filosofía consiste en mejorar la calidad de vida de la población a través de la atención médica integral y la formación de recursos humanos con un enfoque humanista e integral”, explica el director del CAMI, Juan Carlos Rolón.

    En el CAMI se ofrecen servicios de odontología, clínica de exodoncia, endodoncia y periodoncia, clínica operatoria y de odontopediatría, RX, ortodoncia, prostodoncia fija y operatoria, servicios de laboratorio y de medicina, neurología, dermatología, pediatría y alergología.

    Además, se aplican vacunas, hay servicios de nutrición, psicología, orientación y psicoterapia, evaluación de coeficiente intelectual y de problemas de aprendizaje, psicoterapia familiar sistemática y de pareja.

    Los municipios que son beneficiados con los servicios son Yahualica, Acatic, San Ignacio, Arandas, San Miguel, Cañadas de Obregón, Jalostotitlán, Jesús María, Valle de Guadalupe, San Julián, Mexticacán y, obviamente, Tepatitlán, donde está ubicado este Centro.

    El jefe del Departamento de Clínicas de la División de Ciencias Biomédicas, Víctor Javier Sánchez González, señala que la comunidad cuenta con servicios integrales de salud a bajo costo y con la garantía de ser atendidos por profesores con la especialización en el área de salud. El año pasado, se realizaron un total de 14 mil 606 servicios de salud y 534 del área de patología clínica. Entre esos, 11 mil 536 fueron servicios dentales, mil 968 de laboratorio clínico, 847 consultas de medicina, 615 de psicología y 66 de nutrición.

    Las actividades del CAMI sirven para el cumplimiento de diversas materias del área de Odontología, ya que necesitan un área física para el desempeño de las materias clínicas (prácticas con pacientes). Además, el CAMI cuenta con 5 aulas y un auditorio, en las cuales se realizan actividades de docencia y de extensión (clases, seminarios, cursos, congresos) y recibe a prestadores de servicio social de las áreas de la Salud para el desempeño de sus actividades profesionales y el apoyo en la atención de la comunidad.

    “El beneficio para la sociedad es poder acceder a servicios de calidad en atención a salud, sobre todo en áreas que las instituciones públicas no pueden brindar por la falta de infraestructura  y recursos humanos. Se realizan visitas a escuelas y comunidades a través de la brigada universitaria, que en estos momentos depende del CAMI, y con ello hemos logrado detectar problemas de salud pública y personas con riesgos, las cuales son atendidas en nuestro centro. Además, se realizan cursos y pláticas sobre diversos temas  para los grupos en formación, con lo cual esperamos un impacto a mediano plazo en el cambio de conductas y estilos de vida que logren una sociedad más sana”, dice Rolón.

    “Alumnos y profesores de las carreras de Enfermería, Medicina y Odontología acuden a clases y prácticas en las instalaciones del CAMI, además de los prestadores de servicio social de Medicina, Enfermería, Odontología, Psicología, Nutrición, Administración e Informática. Los alumnos pueden extender la teoría a la práctica en su proceso de formación, además de que contribuyen en la prestación de servicios integrales de salud”, dice Sánchez González.

    El CAMI también brinda atención en salud a los alumnos, administrativos y docentes de CUAltos. Además de las actividades de docencia y de extensión, los profesores que se encuentran a cargo del CAMI han realizado estudios epidemiológicos en el área odontológica, sobre varios temas que atañen a la región (odontopediatría, fluorosis, caries), los cuales han sido presentados en varios foros de investigación.

    Se han abierto programas de especialización en Odontología y se están reactivando algunas áreas de especialización en medicina (Gineco obstetricia, Pediatría) y se contempla iniciar la consulta de Gerontología. Además, se proyecta realizar actividades de investigación clínica vinculadas con los nuevos posgrados.

    “Creo que es importante recalcar que el CAMI es el punto de enlace entre la Universidad de Guadalajara y la sociedad alteña; y que con este centro la Universidad ratifica su compromiso con la sociedad para que ésta a su vez fortalezca y mejore su calidad de vida”, concluyó Rolón.