UdeG establece ocho recomendaciones para Arcediano

    266

    En torno a la construcción de la presa de Arcediano, obra propuesta por el gobierno estatal para abastecer de agua a la zona metropolitana, las autoridades de la Universidad de Guadalajara manifestaron la necesidad de cumplir con ocho recomendaciones del análisis técnico del proyecto, entre las que destaca un estudio de impacto a la salud.
    La UdeG emitió el pasado 15 de diciembre de 2004, las conclusiones generales a las que llegaron 30 especialistas agrupados en seis mesas de trabajo, mismos que tuvieron 34 reuniones desde enero. Dicha tarea fue realizada junto con la Comisión estatal de agua y saneamiento (Ceas).
    A rueda de prensa para difundir sus resultados, asistieron rectores e investigadores de centros universitarios, así como funcionarios del Ceas.
    El Rector general de la UdeG, José Trinidad Padilla López, dijo que espera la misma sensibilidad mostrada por el gobierno durante la discusión con los técnicos, a la hora de acatar las recomendaciones. “No existe ley que obligue a eso. Por esto sería deseable que lo hicieran, pues esas opiniones y recomendaciones llevan el aval de expertos”.
    Padilla López reiteró el compromiso de la Universidad, expresado hace dos años. “Nos comprometimos a dar una opinión oficial, formal, en la que los técnicos expresaran de manera libre, con un documento firmado por ellos, su pensamiento respecto a este proyecto. Dichos especialistas son de mi más alta consideración. Su probidad moral está fuera de toda duda, de manera que no expresarían nada que no juzgaran verdadero”.
    Al hablar de las conclusiones del trabajo, el vicerrector ejecutivo de la UdeG, Tonatiuh Bravo Padilla, destacó: “Las condiciones geológicas e hidrológicas para la presa son mejores en Arcediano que en Loma larga. Además, no fue presentada información alguna en materia de impacto a la salud y análisis de riesgo”.
    El secretario general de la UdeG, Carlos Briseño Torres, hizo énfasis en la importancia de vigilar el impacto a la salud, por medio de un sistema de monitoreo de contaminantes y obras de tratamiento del agua.
    El Rector general de la UdeG agregó: “No tendría sentido hacer una presa e invertir millones y millones de pesos, si el vital líquido que obtuviéramos fuera riesgoso para la salud”.
    Otra recomendación prioritaria consiste en proteger y conservar el corredor de vida silvestre de la barranca del río Grande Santiago, pues el estudio concluye que serán deforestadas más de mil 300 hectáreas de selva, superficie hábitat de varias especies animales y vegetales.
    De acuerdo con el vicerrector ejecutivo, otra prioridad consistirá en informar a la sociedad y al Congreso del estado acerca del costo total de la obra.
    En relación con los cuestionamientos respecto a que negocien la decisión a cambio de mayores recursos, las autoridades universitarias respondieron: “Solo coinciden en tiempo, lo que no ocurrió con las conclusiones particulares de las mesas, que fueron hechas antes de debatir el presupuesto”.
    El secretario general del gobierno del estado, Héctor Pérez Plazola, comentó que están en la mejor disposición de acatar todas las observaciones y recomendaciones realizadas por la Universidad de Guadalajara.