Tribalismo juvenil

    422

    Desde hace algunas décadas se ha observado en los adolescentes un peculiar fenómeno: el surgimiento de las tribus urbanas, ante el cual, personas de edades más avanzadas o moralistas, se han visto sorprendidas y atemorizadas, por el comportamiento que adoptan los jóvenes.
    A éstos se les ha adjudicado la etiqueta de “raros” y vistos con prejuicios, como que son drogadictos, peligrosos, delincuentes, rebeldes y mucho más, refiriéndose de manera despectiva a ellos, de forma poco tolerante y hasta irrespetuosa acerca de sus expresiones culturales.
    Llenos de particularidades y singulares características, caminan distintos grupos por las calles de las ciudades, y cada vez parece existir más variedad de este tipo de manifestaciones culturales. Son evidentes por sus vestimentas extravagantes e inusuales, por sus ideologías nuevas, percepción y formas de vida distintas a las habituales, lo que rompe esquemas estereotipados de perfección e idealización.
    Los jóvenes se adentran en un mundo distinto, donde la apreciación de la belleza, la valoración de las superficialidades y el sentido de las ideas, cambia drásticamente.
    Es importante mencionar que los prejuicios y la exclusión de personas con gustos diferentes, sirve solo para construir una pared que impide el paso hacia un progreso benéfico para la sociedad, porque como sociedad estamos sujetos al funcionamiento colectivo de las masas, para propiciar cambios, modificar errores y convivir armónicamente.