South Park y el cameo presidencial

    338

    La fotografía que acompaña este texto, durará más ante sus ojos que el breve cameo presidencial que provocó su no transmisión a escala nacional, a través de la cadena MTV. Sí, ese hombrecillo sentado detrás de un escritorio cutre, con pintas de canas en las sienes y lentes, tan parecido al presidente de los Estados Unidos Mexicanos, el licenciado Felipe de Jesús Calderón Hinojosa, no pudo ser transmitido por la cadena norteamericana en México, porque un permiso de Gobernación para utilizar el lábaro nacional no llegó a tiempo a las oficinas de MTV. Bienvenidos a la Dictablanda, a la censura disfrazada de celo legal.
    Al menos eso creen los usuarios de foros en internet. Como los que se volcaron a escribir en la página oficial de MTVLA (la rama latinoamericana de la cadena), que se quejaron por la promesa incumplida del otrora canal de videos musicales. Sara Guzmán apuntó: “Para qué anuncian el capítulo del Felipillo, si no lo van a pasar? Lo estuvimos esperando para que pasaran al señor Mouse que no nos quejamos, pero no es justo” (sic). O Pokemetropolis Smith, que en el mismo sitio expresó: “La censura es mala, deberían censurar a los moneros y caricaturistas que hacen dibujos más feos de Calderón, como lo hicieron en South Park o será acaso que estamos entrando a una época de doble discurso moral por parte del PAN, me acabé de desilusionar de esas conejitas mareadas del PAN”.
    MTV, mediante un comunicado, ofreció una escueta anotación sobre la polémica: “No fue censura, iba en contra de la ley y no quisimos violentarla. Es por una cuestión legal, porque se incluye la bandera como símbolo patrio”. El capítulo de marras se titula “El Derby de Pinewood”, y como lo indica desde el título, México, la gestión de Calderón Hinojosa o nuestras costumbres, no son objeto de sátira ni el tema principal. Es más, si uno no pone atención a la escena donde pasan esa breve parodia presidencial, podría perdérselo. Es tan sólo parte de un sketch, en que una policía intergaláctica se apersona en la ciudad de South Park, para preguntar por cierto dinero intergaláctico desaparecido. Ya que les soprende que un país “tan pobre” como México, esté construyendo parques acuáticos y hospitales de la noche a la mañana.
    La bandera mexicana no aparece mancillada (los grupos antiinmigrantes en Estados Unidos, han quemado el lábaro tricolor); está colocada detrás del escritorio presidencial, a la izquierda de nuestras pantallas. La excusa del permiso para usar símbolos patrios tiene como base la Ley sobre el Escudo, la Bandera y el Himno Nacionales, que sólo en su capítulo cuarto, Artículo 7°, dice: “Previa autorización de la Secretaría de Gobernación, las autoridades, las instituciones o agrupaciones y los planteles educativos, podrán inscribir en la Bandera Nacional sus denominaciones, siempre que esto contribuya al culto del símbolo patrio. Queda prohibido hacer cualquiera otra inscripción en la Bandera Nacional”.
    Si no hay inscripciones y no se mancilla el lábaro patrio, ¿cuál es la base para que MTV solicitara el permiso de Gobernación? De nuevo el comunicado de la cadena no ofrece muchas respuestas: “El departamento legal de MTV solicitó la aprobación a las autoridades correspondientes, pero se encuentran esperándola, pues no llegó a tiempo para la fecha en que se había anunciado la emisión del episodio en el que aparece el presidente de México”.
    De vuelta al programa de marras, South Park se anuncia siempre con una advertencia inicial, en la que remarca que las voces y personas retratadas no son más que una mala imitación, que su calidad es baja y no debe ser tomada en serio. South Park no debe ser tomada en serio. Ellos mismos lo piden. Para el usuario gluglu10, de El Universal en internet, el tema es otro: “Yo ya vi el episodio, y no siento que estén ofendiendo al presidente, sí al país, porque nos ponen como un ¡país pobre!, y así lo dicen y porque la oficina sale toda vieja, en comparacion con los demas países que tambien salen, y que tambien son criticados, que exagerados, no creo que lo hayan sensurado por eso!”.
    El diario La Jornada publicó una breve nota sobre el asunto, en la que recoge la opinión de un portavoz de la Secretaría de Gobernación: “Explicó a su vez que el canal nunca les pidió examinar previamente el capítulo y que en todo caso las sanciones por uso indebido de símbolos patrios son aplicadas a posteriori ”. “No existe la censura previa. Lo que hubiera podido suceder es una multa después”, señaló la misma fuente a La Jornada.
    South Park proviene de un profundo desasosiego norteamericano. Es producto de la frustración y no fue pensada para el público predominantemente adolescente de MTV. Salió al aire el 13 de agosto de 1997, por el canal Comedy Central, de humor bastante más adulto. Sus creadores (Trey Parker y Matt Stone) expresaron en 2006 que su humor pretende ofender a todos por igual, sin distinción o posicionamiento político. Y parece que lo logran, al menos en alguna recóndita oficina de la Secretaría de Gobernación.
    Existe otra posibilidad, y es que el permiso para emitir el capítulo esté traspapelado en algún archivero de la burocracia federal, tan desorganizado y sucio como el que aparece brevemente en el polémico episodio.