Remesas la tercera fuente de ingresos

682

(Primera parte)

Gran parte de la económica de México se sostiene de los siguientes grandes rubros: contrabando, piratería y comercio informal; petróleo; narcotráfico y remesas.
El gobierno federal festeja que al cierre del 2004 se rompió record en materia de remesas con cerca de 17 mil millones de dólares y al cierre de 2005 se rompe otro record con cerca de 20 mil millones de dólares.
Las divisas que mexicanos residentes en el exterior envían a sus familiares en México se han constituido como una de las principales fuentes de recursos del país desde hace varios años.
Para el Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP), “su rápido crecimiento, ubica al sector de las remesas como la tercera fuente de ingresos externos, después de las exportaciones manufactureras y petroleras, y de los ingresos por turismo”.
En junio pasado, durante el Foro Internacional de Remesas que organizó el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), México fue reconocido como el país con las mejores estadísticas mundiales en materia de remesas y se ubicó como el que recibe el segundo mayor flujo mundial de esos recursos después de la India. Estados Unidos es la fuente primaria de remesas.
Los principales estados mexicanos exportadores de mano de obra son, Michoacán, Guanajuato, Jalisco, Veracruz, Estado de México y el Distrito Federal.

Como quedarse con una tajada
de los 20 mmd
La Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (CONDUSEF) exhorta a los inmigrantes a que se informen primero del monto que cobran cada una de las empresas encargadas de hacer transferencias, tiempo de duración y en que sucursales podrán cobrar los familiares.
El organismo detalla que “la mayoría de los inmigrantes que envían dinero a familiares en sus países de origen, no están enterados de las comisiones cobradas por las firmas que hacen las transferencias”.
Las empresas de transferencia de dinero cargan un promedio de 12.5 por ciento para transferencias entre Estados Unidos y los países en América Latina y el Caribe, es decir, alrededor de 25 dólares (270 pesos) para una remesa típica de unos 200 dólares.
La mayoría de los inmigrantes utilizan Western Union y MoneyGram; bancos y cooperativas de crédito y compañías internacionales de envío.

Artículo anteriorMónica Vázquez del Mercado y Beatriz Martín Vázquez
Artículo siguienteUrge “Hoy no circula”