Por una UdeG verde

248

La Universidad de Guadalajara pretende convertirse en una institución de educación superior sustentable, para lo cual desarrolla un plan y diversas acciones que contribuyan a esto.
El jefe de la Unidad de Vinculación y Difusión, de la UdeG, Arturo Verduzco Godoy, tras señalar que el Rector general plantea esta necesidad, dijo que la institución a través de esta dependencia, impulsa programas tales como el manejo integral de residuos y el de edificación sustentable, junto con el CUAAD.
Para el primer proyecto se han realizado trabajos operativos y de educación, que incluye la instalación de mobiliario (contenedores) para la separación de residuos. Han llevado a cabo diagnósticos para conocer su cantidad y tipo, hacen tareas de concientización y participan en campañas de reciclaje.
En fechas pasadas, la empresa Hewlett Packard de México otorgó un reconocimiento al Edificio Administrativo de la UdeG, por ser un colaborador permanente del programa de recolección de suministros de impresión.
Además, hace unas semanas, la UdeG, como parte del Comité de cultura ambiental del Ayuntamiento de Guadalajara, invitó a universitarios y a la sociedad a participar en el primer Maratón de reciclaje de residuos electrónicos. “Al hacer eco de esta campaña, independientemente de lo que podamos conseguir, se pone como tema de discusión la cuestión de los residuos y la necesidad de una educación ambiental”. A futuro se pretende contactar alguna empresa que pueda recoger la chatarra electrónica de la UdeG.

UdeG agiliza proceso para tratar chatarra
Otro esfuerzo de la UdeG fue agilizar el proceso para desincorporar la chatarra, con lo cual evita su acumulación y un riesgo para la salud, seguridad y el medio ambiente. En noviembre pasado, la UdeG acordó un procedimiento “excepcional” para su disposición.
La secretaria de la Coordinación de Patrimonio de la Universidad, Heidi García Navas, explicó que una primera vía es reciclar el equipo con el que se cuenta. Por ejemplo, si para un centro de investigación una computadora puede resultar inservible porque no está actualizada a sus necesidades, es enviada a otra dependencia para su uso.
Para el caso de los bienes inservibles o chatarra, a través del acuerdo, se busca que las dependencias, ubicadas en los distintos municipios, puedan desincorporarlos y decidir su destino final. García Navas explicó que mediante dicho esquema se agiliza el proceso de desincorporación, ya que antes intervenían más dependencias. La meta es tener una acción permanente para no acumular chatarra que pudiera generar contingencias en materia de salud, seguridad o ambiente.