Pilar Reyes

655

Pilar Reyes, originaria de Chile pero residente en México desde los nueve años, es cantante, compositora y tiene 20 años trabajando en la Coordinación de Música de la Universidad de Guadalajara.
La música siempre ha estado presente en su vida y aunque se alejó de los escenarios por 10 años, regresa con un nuevo álbum —a cargo del productor artístico y guitarrista Eduardo Green—, titulado Sur. Es una propuesta diferente que fusiona ritmos latinos, rock y electrónica, sin alejarse de su esencia y estilo.
El próximo jueves 22 de julio a las 20:30 horas se presentará en concierto en el ígora del ex Convento del Carmen. La entrada es libre.

Sólo soy
Formé parte en la segunda etapa de El Personal (con la cual grabó dos discos), duré como cuatro o cinco años, me abrieron un camino, porque nadie me conocía. Cuando presenté mi proyecto Sólo soy, como solista, tuve una aceptación muy buena. El arreglista fue Pablo Novoa y me acompañaba La Roca, se oía mucho más rockero. Doce canciones formaban este disco, se puede decir que estuvo influenciado por el estilo de El Personal.

Chile
Regresé a Chile después de 20 años de salir, fue un shock para mí, me sentí como extranjero en mi tierra y entendí que México era mi tierra. La familia se empezó a dividir, mi padre y hermanos se fueron para allá, mi madre y yo aquí. Mi padre falleció el año pasado, eso me tocó mucho, su último deseo fue que grabara un disco, siempre me apoyó mucho, le gustaba que cantara y compusiera. Me hizo recapitular y recapacitar sobre por qué dejé de cantar, fue la detonante para retomar mi origen y seguir la vida.

Inspiración
La vida misma te impulsa a buscar maneras de desahogarte. Yo tuve una infancia muy accidentada, salí de mi país (Chile) en una situación no muy agradable, había una guerra y cuando llegamos a México, la misma situación, la casualidad, me fue orillando a escribir. Es el deseo de comunicar, la música llegó de una manera natural y espontánea a mi vida, mi familia no es de músicos, es de maestros e intelectuales. Escribir es mi necesidad de expresarme, tenía todo esto acumulado, fue mi escape y salvación. Yo compongo desde muy joven, como desde los 13, 14 años; componer es entregar algo, debe tener un receptor para que esté completo.

Sur
Es un proyecto, una idea que dejamos hace diez años Eduardo Green y yo. Nosotros coincidimos en El Personal, nos reencontramos y surgió la onda de hacer algo nuevo, me apoyó mucho con la idea. Empezamos a escoger canciones y buscamos músicos, todos son de Guadalajara, son creativos y muy inspiradores. Se llama Sur porque es mi origen, es como un recordatorio a mí misma de que no debo dejar de hacer lo que me gusta, un recordatorio de seguir en la música, que es mi manera de conectarme con el mundo, mi manera de canalizar mi gusto, mis sueños, es creer en los sueños.

Un poco de todo
Al momento de componer no pienso ‘voy a hacer esto’, dejo libre mi expresión. Al hacer los arreglos (del álbum Sur) tratamos de que fuera lo más cercano a su esencia, el origen de la canción, no la pudimos cuadrar ni en rock ni en lo electrónico ni en el pop, es un poquito de todo. Utilizamos medios modernos, contemporáneos, usamos secuencias, sonidos distorsionados, ese carácter electrónico, pero las canciones tienen mucha temática. Es una fusión de todo esto: es moderno porque estamos usando elementos contemporáneos, como el electrónico; es propositivo porque no tratamos de encasillarlo en ningún género, ni comercial ni de jazz puro; tiene su fuerza original porque fueron escritas para ser canciones. Es un poco de todo.