Nuevo hogar de los juzgados

    315

    El rostro de cada notificador, cada secretario y hasta de los mismos jueces, cambió. Se les nota diferente. Irradian dignidad con la nueva sede para sus lugares de trabajo: los juzgados familiares, civiles y mercantiles de la zona metropolitana de Guadalajara.
    El edificio llamado “Ciudad Judicial” es moderno, amplio, cómodo, tanto para los trabajadores judiciales como para los abogados y usuarios en general. La zona de estacionamiento es gratuita y los sanitarios lucen espaciosos y limpios. Como en todo nuevo proyecto, hay pequeñas cosas que pueden ser mejoradas, las que al final de cuentas son mínimas.
    Muchos abogados en el pasado criticamos negativamente a la actual sede del poder judicial sin conocerla. Solo por escuchar a otros, seguramente igual de desinformados como yo. Acepto mi equivocación y felicito al poder judicial del estado por hacer realidad este proyecto.
    Las viejas instalaciones, indignas, reducidas, sin ventilación y tétricas, afortunadamente ya forman parte del pasado.
    La impartición de justicia pronta y de calidad es un reclamo social que sigue latente y que debe ser un pendiente a resolver por las autoridades en este ramo, pero me da gusto ver a los funcionarios con un velo de dignidad estampada en sus rostros.