No me alcanza

    134

    Es una frase que frecuentemente escuchamos en la calle, dicha por la pareja de recién casados con su bebe en brazos y que día a día buscan la forma de mejorar su estatus de vida, hasta por los viejitos de la esquina que no tienen para comer y que piden para poder llevarse un bocado a sus estómagos.
    Lo que no entiendo es porqué a nuestros funcionarios públicos también les pasa lo mismo, ya sea para su propio gasto o para el gasto público.
    Hoy escuchamos y sabemos de las grandes cantidades de dinero que se gastan, según ellos, en obra y programas, pero que en realidad no terminan de transparentar esos recursos.
    Antes, con el gobierno del PRI, no nos dábamos cuenta. Hoy sabemos quién se lleva en sus bolsillos ese dinero, porque los demás partidos nos lo hacen saber. No sé si sea peor saberlo, porque de todas formas nada se hace, nadie se va a juicio o la cárcel por esas cantidades de dinero que no sabemos en dónde quedan, es decir, “no pasa nada”, y lo peor, “no les alcanza” todavía.