Movimiento por la paz

    303

    He seguido la trayectoria del movimiento por la paz, de Cuernavaca al DF, luego hacia Chihuahua, y ahora en el Castillo de Chapultepec. Movilizaciones que en mi opinión deberían ser convertidas en acciones más enérgicas por parte de la población. No buscar el cobro de las recompensas por avisar la localización de delincuentes, sino trabajar en conjunto en todas las colonias de las ciudades de México para prevenir la delincuencia y capacitarnos en seguridad.
    Necesitamos ser más solidarios con el movimiento, y dejar de esperar más que papá gobierno nos auxilie. A él tenemos que exigirle, pero que también apoye esas acciones. No creo que se esté demandando algo fuera de su alcance, pues es un derecho universal ser protegido y tener seguridad.
    Escuché la reunión de Sicilia y Calderón para hablar sobre seguridad. Lamento que a mis oídos llegó. Reconocer que hay corrupción, pero no hay muchas estrategias para erradicarla; inocentes que están en prisión, pero jueces cometiendo errores; policías que ganan espacio en las calles, pero otros que abusan de la confianza. ¿Cómo evaluar esto?
    Considero que debemos sumarnos al movimiento y no ser sólo observadores. Desde la colonia, desde la universidad, desde el trabajo, a darle duro a defender nuestros derechos y protegernos.