Mil rostros en Lagos de Moreno

    240

    Ante su propia obra, que define como “paisajes urbanos” y que inmortaliza a través de multitud de rostros y personajes aglomerados en un espacio, el pintor Omar Zurita dice: “He descubierto que soy yo mismo, que son la cantidad de facetas que tengo en todo lo que es mi vida con los otros”, declaración que hace en referencia a la exposición Uno contra 1000, montada en el espacio cultural Casa Serrano, del Centro Universitario de los Lagos (CULagos), y que fue inaugurada el 23 de agosto. Permanecerá hasta el 28 de septiembre.

    La muestra, que cuenta con 11 piezas, en su mayoría realizadas con técnica en pastel y acrílico, de formato mediano y pequeño, en papel a la vez que en tela, es una retrospectiva de los últimos cinco años de trabajo del artista, desde la visión de su propio entorno social, que es la Ciudad de México.

    A partir del figurativismo y el uso de colores primarios, se enfoca en la aglutinación de imágenes, que son los miles de personajes que saturan la cotidianidad y que a la vez la desbordan, en sus perennes y cíclicos movimientos.

    Zurita afirma que al interpretar en sus cuadros la realidad social, se siente inevitablemente permeado por las vivencias de inseguridad en el país, y señala que su postura frente a ello es que tengamos la suficiente y correcta información al respecto, ya que la ignorancia y también el amarillismo en nada contribuirán a cambiar ese ambiente.

    En cuanto a la proyección del arte en México, asegura que se le ha dejado un tanto en el olvido, sin darle la necesaria difusión, ya que se ha puesto mayor énfasis en los temas políticos y no en los culturales, por lo que se considera afortunado de que CULagos lo invitara a mostrar su trabajo en esa zona, dado que normalmente el arte se encuentra centralizado en el Distrito Federal.

    La idea de llevar su trabajo a Lagos de Moreno surgió luego de que Zurita tuviera un encuentro con el director de cine Óscar Serrano, la Universidad de Guadalajara y el Centro Universitario de Estudios Cinematográficos de la Universidad Nacional Autónoma de México, para una película, por lo que al ver su pintura se decidió a realizar el montaje con un propósito “más arriesgado y menos tradicional”.

    Añade que fue satisfactorio “el impacto visual y la atención” que causó su obra durante la inauguración de la exposición, y señala que además se dio un “contraste” entre lo que es la añeja arquitectura y decoración de Casa Serrano y su obra minimalista y urbana.

    A Omar Zurita la inquietud por pintar le viene desde pequeño. Es nieto del artista plástico Carlos Zurita, que estuvo en la Academia de San Carlos y lo influenció pronto para “encaminarme”, con clases y técnicas que lo “marcaron”. También dijo haber tomado como ejemplo a los maestros Francisco Toledo, Sergio Hernández y Gabriel Orozco.

    En el ámbito internacional, Zurita ha expuesto en Islandia, España, Estados Unidos, y en México en Ciudad Juárez, Chihuahua, Estado de México y Veracruz.

    María Dolores Hernández Rubio, museógrafa de Casa Serrano y curadora de la exposición, calificó como “fresca y novedosa” la propuesta de Zurita, al fusionar una tendencia del op art (mediante figuras sin elementos puramente geométricos) con la del naïf, “pero sin la carga de la ingenuidad, sino de manera consciente”. Por ello, dijo que resultó motivadora la invitación a Zurita, ya que el espacio que tiene a cargo obedece a una “función educativa” que busca ofrecer el conocimiento no sólo de lo tradicional, sino de nuevas tendencias artísticas y culturales a quienes se dedican a ello, como estudiantes o profesionales en la zona, ya que esta “apertura” que les ofrece la UdeG les sirve como “inspiración y para medirse en sus trabajos”.

    Casa Serrano es una residencia antigua que forma parte del catálogo de fincas con valor arquitectónico de la ciudad de Lagos de Moreno. Es una casa habitación sobria, sólida y elegantemente construida con marcada tendencia al estilo neoclásico conservador de la época colonial y la arquitectura de hace 200 años en México, y es el núcleo principal para las actividades del centro de difusión de la ciencia y el arte de CULagos.