Mejor mundo mejores hijos

    350

    Lunes 3 de abril. El día en la zona metropolitana de Guadalajara parece un episodio de alguna película bélica. Se percibe opaco y sin alegría. Esto es producto de un lamentable incendio forestal que un día antes tuvo lugar en el cerro del Tepopote. Incendio que muy probablemente fue intencional.

    No entiendo: si hay tantas pruebas con la que podemos deducir que el incendio es doloso y producto de un acto de corrupción, por qué las autoridades no hacen nada al respecto.

    Lo que si queda claro es que la sociedad sí debemos hacer algo y recuperar ese espacio calcinado para hacer un área verde reforestada, y no permitir que se convierta en propiedad de desarrollos inmobiliarios.

    Esa es la principal tarea de la sociedad, incidir en los defectos del gobierno y apropiarnos de lo que redundantemente es nuestro por derecho.

    Y no se trata de dejar un mejor mundo para nuestros hijos, sino dejar mejores hijos para nuestro mundo.