Mariachi sones que mueven

33

Los sentimientos de tristeza o alegría, amor o desamor, cobran fuerza entre los mexicanos cuando está presente un mariachi, ya que, como señala el doctor ílvaro Ochoa de el Colegio de Michoacán, el mariachi es un estado de festividad, no una agrupación musical solamente, como se ha ido transformando el concepto.
El mariachi en la actualidad es considerado símbolo de identidad, no sólo para el estado de Jalisco ,sino a escala internacional se ha convertido en referente que identifica a México. El doctor Arturo Chamorro Escalante, coordinador de la maestría en Ciencias Musicales en el írea de Etnomusicología del Centro Universitario de Arte, Arquitectura y Diseño (CUAAD), menciona que el mariachi: “En esencia sigue siendo folclore, ahora llamado cultura popular, es un aspecto importante para las identidades regionales, vamos a llamarle como un fenómeno de carácter identitario. La tradición de los sones, gustos y jarabes ha identificado al repertorio histórico del mariachi en su más claro sentido de folclore.”
Los inicios del mariachi son rurales, con jarabes y sones como principales ejecuciones. En un principio sólo se utilizaban instrumentos de cuerda —incluida el arpa—, pero fue desplazada por la trompeta, que fue el último instrumento que se integró al conjunto. En los comienzos los mariachis cumplían la función de ser juglares cantando corridos, o como animadores de las fiestas locales. El mariachi tradicional aún se conserva en el Occidente de México.
Pero al igual que la sociedad, el mariachi ha evolucionado y en la década de los 40, cambia de mariachi tradicional al, llamado por los investigadores, mariachi moderno, el cual se gesta en la Ciudad de México, con una serie de compositores, cantantes y arreglistas, con una instrumentación diferente, donde la trompeta es indispensable. El mariachi moderno se creó con afán comercial, juntando elementos del folclore que han entrado al gusto de la gente por el apoyo de los medios de comunicación y se crean estereotipos de lo mexicano y al convertirse en una mercancía que necesitaba la industria discográfica a mediados del siglo XX, se transforma en el acompañamiento perfecto de la canción romántica.
Una debilidad del mariachi de hoy en día es que su función principal es proveer música exclusivamente para escuchar, al contrario de la función del mariachi tradicional que ha sido proveer música para que la gente baile, pues por muchas generaciones el fenómeno música-baile fue inseparable.
Así, la unión de lo folclórico con lo popular, provocó el incremento de la industria musical del mariachi, se explotó la imagen del charro en la época del Cine de Oro y se compusieron canciones para satisfacer gustos más amplios. Como consecuencia, menciona el doctor Chamorro, “actualmente el mariachi urbano o moderno tiene grupos corresponsales en gran parte de las poblaciones del país; en los estados de California, Arizona, Texas, Chicago y Washington, en los Estados Unidos; en países latinoamericanos y del Caribe como Costa Rica, Venezuela, Perú, Nicaragua y Aruba; en Italia (Mariachi Romatitlán) y en Japón”.
Pero para no perder la esencia del mariachi folclórico es necesario que la música se siga tocando en su contexto tradicional y desde luego tener en cuenta que la música mexicana pasa por un proceso evolutivo, se han conformado mariachis con trompeta muy importantes, como el Mariachi Vargas, pero es necesario que se preserve el mariachi antiguo, afirma el doctor Chamorro.
El Encuentro Nacional de Mariachi Tradicional y el Encuentro Internacional del Mariachi y la Charrería, son eventos que exponen las dos caras del mariachi, el primero para no perder la verdadera tradición del mariachi y el segundo para festejar su triunfo internacional.
La evolución del mariachi refleja su dinamismo como tradición, se da por la interacción del músico con la sociedad, la cual influye en éste al demandar cierto tipo de música. A pesar de todas las transformaciones que experimenta el mariachi, es notorio el hecho de que forma parte del patrimonio cultural vivo de México y del mundo.