María Guadalupe Garibay Chávez

457

La trayectoria en ciencias ambientales de la doctora María Guadalupe Garibay, comenzó en el año 1992 con la elaboración de un atlas de riesgos donde se identificaban distintos factores que pudieran afectar la salud de los habitantes de la Zona Metropolitana de Guadalajara. El proyecto nació a raíz de lo que entonces fue considerado como el peor desastre de la historia tapatía: las explosiones del 22 de abril. En diciembre de 2015 fue galardonada con el Premio Jalisco en el ámbito forestal, reconocimiento que para ella significa un nuevo reto que la lleva a tomar un mayor compromiso hacia su labor y, a su vez, una motivación para generar investigaciones con impacto a nivel nacional y trascendencia mundial. Actualmente funge como coordinadora de la Maestría en Ciencias de la Salud Ambiental del CUCBA y es miembro activo del Sistema Nacional de Investigadores.
 
¿Cuál es su compromiso como investigadora de salud ambiental?
Mi compromiso va desde el momento en que estoy generando un conocimiento y que éste aporte a la toma de decisiones en políticas públicas. Trato de que mi trabajo no quede en un escritorio sino de que vaya más allá, que trascienda y seguir apostando por una mejor educación en la ciudadanía. Estoy convencida de que requerimos un mejor entorno, sea este físico, social o económico. Y que lo que hacemos sea congruente con aquello que pregonamos, mientras no busquemos modificar las causas que generan los problemas salubres será mucho más difícil contribuir al cambio.
 
¿Qué herramientas le daría a la población para concientizarla sobre el impacto que el cambio climático tiene en la salud?
La investigación, las charlas a grupos no especializados para decirles la relación que tienen ambas cosas; la salud y el medio ambiente van de la mano. Hay que hacer divulgación para decir que esto no es un asunto técnico, poner el conocimiento al alcance de todos en lenguaje sencillo de comprender y así provocar que la población tome decisiones con responsabilidad.

¿Cuáles son los retos que enfrenta Jalisco en el ámbito de salud ambiental?
Uno de los más grandes retos que tenemos es que la mayor parte de la población se concentra en las ciudades, los núcleos urbanos están generando problemas muy importantes; los ecosistemas ya no se pueden autorregular, el crecimiento de las ciudades en forma expansiva crea dificultades en términos de movilidad y contaminación e incremento de la temperatura, y aunado a esto tenemos la pérdida de espacios verdes. Todo esto repercute directamente en las principales causas de mortalidad en la población. Tenemos que generar mayores esfuerzos y resultados para contar con un ambiente físico y social más saludable, esto con el fin de garantizar individuos y comunidades más sanas y con mayores indicadores de bienestar.

¿Actualmente está realizando alguna investigación?
Hay un proyecto sobre la identificación de contaminantes en el aire y de cómo estas repercuten en diferentes condiciones de salud. Determinamos, también, cuales son los asentamientos en Jalisco que tienen una mayor vulnerabilidad a los desastres, espacialmente los que más nos afectan, como inundaciones o sequías y epidemias.

Artículo anteriorEsprinbreiquer
Artículo siguientePena ajena