Lorenzo Meyer en el CUCSH

555

“México no es un país soberano; soberano es tener capacidad para tomar decisiones de lo que ocurre, y México nunca ha sido capaz”, señaló el historiador y analista político de El Colegio de México, Lorenzo Meyer, en su charla “México y el mundo, retrocesos y esperanzas”, que dictó el pasado viernes en la Sala Fernando Pozos del Centro Universitario de Ciencias Sociales y Humanidades (CUCSH), campus Belenes, invitado por el Departamento de Estudios Internacionales.

En su disertación, Meyer presentó un panorama en el que México “no tiene más que una relación con el mundo externo, y esa es con Estados Unidos. Todas las otras relaciones son triangulares, hasta con Guatemala o Cuba. La hermandad con Latinoamérica es política secundaria. No tenemos otra opción que ver a Estados Unidos, y en esa relación en que nuestro Producto Interno Bruto es nueve veces menor que el de ellos, no hay más regla que la del poder”.

En ese recorrido que presentó el historiador de El Colegio de México sobre la eterna dependencia de México con EE.UU., señaló que hubo una época —alrededor de 1821— en que se decía que nuestro país podía ser una potencia con sus recursos en plata y territorio, además de haber conseguido su independencia. “Desde allí vamos desde una depresión hacia un optimismo triunfalista. El discurso oficial siempre es el optimismo, pero ya no es el de los mexicanos”.

Desde 1942 México se hace aliado de EE.UU., sobre todo durante la Guerra Fría, de manera completa, absoluta y sin reservas y comparte esa visión hegemónica. “Desde entonces nadie se mete con México si Estados Unidos no lo acepta, nadie. Es el principio Wilson, no escrito. La relación de México con otros países está por completo vigilada. Y como aquí no funcionaba nada después de la Segunda Guerra Mundial, Estados Unidos tuvo que formar las instituciones”.

Meyer explicó que al vecino país del norte ya poco le interesa México, excepto cuidar su frontera. Ya ni el narcotráfico, dijo, porque después de provocar la “guerra contra el narcotráfico” en nuestro país, allá están legalizando la marihuana, y nosotros seguimos enfrascados en ese problema. “Ahora no hay una política clara de EE.UU. para con nosotros y viceversa. No veo ningún proyecto en los políticos actuales. Administran lo que está, el día a día. No hay un panorama al futuro. Sólo hay el proyecto de recuperar el viejo sistema. Vivimos una democracia autoritaria”.

La presentación de Lorenzo Meyer estuvo a cargo del profesor investigador de la UdeG, Abelardo Rodríguez.