Las tendencias de la ingeniería química

1878

El papel de la ingeniería química será fundamental a corto y mediano plazos para contar con procesos responsables en el uso de la energía y echar mano de fuentes menos invasivas, así como para reducir la emisión de gases, consideró Jorge Emilio Puig Arévalo, Maestro emérito de la Universidad de Guadalajara.

El también miembro del Sistema Nacional de Investigadores (SNI) impartió una conferencia como parte de las Jornadas de Divulgación Científica, de la Preparatoria de Tecolotlán, a la que acudieron alumnos de los módulos de Tenamaxtlán, Soyatlán del Oro, Juchitlán y Chiquilistlán; además de la escuela sede.

“Nuestro papel es muy importante para ello, junto con la contribución de otro tipo de ingenierías, como la mecánica. Pero los procesos básicos los debemos de diseñar los ingenieros químicos, apoyados por ingenieros civiles y topógrafos, con la participación de especialistas de diferentes áreas”, afirmó el investigador.

Entre las tendencias a corto y mediano plazos para los ingenieros químicos, también mencionó  el perfeccionamiento en procesos de tratamiento de aguas y promover una visión globalizada que permita a los profesionales analizar los impactos de las nuevas tecnologías.

En su charla habló sobre el origen de la ingeniería química. Recordó que Estados Unidos ostenta el liderato y Europa se ha rezagado. En 1926 en México, Estanislao Ramírez fundó esta carrera.

Entre las tareas que realiza un ingeniero químico enumeró las siguientes: diseño de procesos químicos; optimización de procesos de manufactura; modelado de procesos químicos; control de procesos; soluciones de ingeniería ambiental; manejo de desechos, y subproductos.

El doctor en Ingeniería Química hizo énfasis en la seguridad, y les recomendó a los jóvenes contar con equipo de protección al trabajar en laboratorios.

“Debemos ser críticos en lo que hacemos, tener respeto por la naturaleza. El uso de plantas eólicas es uno de los retos que tenemos. Y si no tienen gusto por ciencias exactas, olvídense, particularmente en matemáticas y física. Hay que ser líder y actuar con responsabilidad”, subrayó.

Recordó que en su trayectoria, primero trabajó en la industria del petróleo, posteriormente en investigaciones sobre polímeros inteligentes, y ahora en nanotecnología.

“Estamos haciendo partículas mil veces más delgadas que el grosor de un cabello humano. Y las hacemos de forma controlada”, afirmó.