La pobreza

    903

    Cada periodo electoral, las propuestas se hacen presentes de nuevo en la población y, con ellas, los diferentes problemas que aquejan a la sociedad en general.
    Uno de los principales es la pobreza existente en la población. Muchos han sido los diversos programas que se han implementado para “erradicar” la pobreza en distintos niveles gubernamentales, pero el empeño y la difusión en la mayoría de los casos no se acompaña de la eficacia.
    ¿Por qué? Tal vez porque la mayoría de esas acciones no se enfocan a las causas, sino a las consecuencias. La mayoría de los programas o actividades enfocadas a disminuir o intentar eliminar la pobreza en diversos sectores de la población atacan consecuencias, por ejemplo: los elementos de primera necesidad, agua, comida, vivienda, etcetera. Pero todo esto, desgraciadamente, sólo de manera pasajera.
    Es momento de solucionar causas y no consecuencias: en lugar de despensas, crear empleos que le permitan a la población obtener lo necesario para vivir dignamente sin necesidad de apoyos extras y temporales que lo único que hacen es disimular el problema, obtener la aceptación momentánea, que en ocasiones necesitan los diversos mandatarios y seguir sin soluciones.