La otra cara de los transvales

    294

    Es cierto que los camioneros son groseros con los estudiantes y con mayor razón cuando éstos pagan con transvales, pero también lo es que nosotros en ocasiones somos duros al juzgarlos.
    Ellos, al igual que nosotros, son seres humanos y también tienen broncas, familias que mantener y cuentas qué rendir con los dueños de los camiones. No conocemos los problemas que deben enfrentar solo por ir detrás de un volante de las rutas 646, 62A, 60, etcétera. Ellos hacen un esfuerzo al transportarnos de nuestra casa a la escuela y viceversa.
    No siempre valoramos el servicio que nos brindan. Tal vez sea muy pobre y de mala gana, pero a final de cuentas convivimos en el mismo planeta.
    No debemos menospreciar a estos trabajadores. Cualquier profesión es buena.
    Te invito a que hoy o mañana, en lugar de hacer corajes con el chofer que te toque, porque te hizo mala cara por ser estudiante y pagarle con transvales, tú le cambies la jugada y contestes con una sonrisa, un saludo, deseándole un buen día o por lo menos dándole las gracias al bajar.

    Nancy Yuzeth Sánchez Pradillo,
    estudiante de medicina del CUCS.