La ola de la comedia francesa

347

Intouchables (Amigos), el filme francés —dirigido por Olivier Nakache y Eric Toledano, y producido por Laurent Zeitoun— que puso en la mira de públicos multitudinarios una variación de la soft-comedy tan repetida en la industria hollywoodense, pero con un humor que sorprendía por pasar de lo refinado a lo políticamente incorrecto, abrió una incipiente rendija en la cartelera comercial latinoamericana que ahora continúa dando paso a nuevas comedias de un estilo pausado que resulta refrescante.

Ahora, Laurent Zeitoun escribe y produce Un plan parfait (El plan perfecto), comedia romántica dirigida por Pascal Chaumei, que estará proyectándose en las salas comerciales en octubre. Si bien del filme no emana la chispa que hizo de Intouchables una sorpresa comercial, probablemente porque en éste no hay una figura tan encantadora y protagónica como la del actor Omar Sy, o un argumento que al romper con una premisa profundamente melodramática consiga un efecto humorístico más explosivo, aun así resulta una propuesta ingeniosa para provocar gags bien logrados.

Con Un plan parfait, el humor blanco e hilarante —cada vez más escaso— pero no por ello menos ingenioso, presenta un argumento típico del amor equivocado, que recae en el personaje menos pensado. La aportación de estilo que coloca diálogos elaborados sobre premisas lógicas y efectuaciones absurdas, así como personajes especiales en su mundo apacible y ordinario representa una de las aportaciones de lo que se construye como una nueva ola de comedia francesa.