La competitividad el FODA y la rentabilidad en las granjas porcinas

    1424

    ¿Qué es la rentabilidad en las granjas porcinas?, ¿con qué elementos contamos que nos vuelvan más competitivos?, ¿cuál es la realidad en la que nos movemos?, ¿contamos con algún valor de referencia para la evaluación del desempeño de la granja?, ¿analizamos adecuadamente el entorno alrededor de nuestra granja?, ¿cómo medimos la rentabilidad? Al hablar de ésta, observamos que son varios elementos dependientes e interrelacionados para el alcance de objetivos, los cuales habrá que administrar, analizar y evaluar estratégicamente para mejorar los rendimientos y utilidades en la granja. Estos elementos componen el FODA.

    En las granjas porcinas si queremos analizar y evaluar el comportamiento productivo, inmediatamente nos preguntamos qué información tenemos para su realización, como registros actualizados y claros; qué tanto estamos evaluando estratégicamente nuestras fortalezas, debilidades, cómo y de qué manera aprovechamos las oportunidades y nos cuidamos contra amenazas.

    Hacer un análisis FODA de nuestra granja no tiene solamente la finalidad de ver lo bien que estamos y con ello elevar nuestra autoestima, sino que busca obtener orientación estratégica, poner en perspectiva los elementos que poseemos para un mejor aprovechamiento, identificando las debilidades y estableciendo los planes para actuar en consecuencia (realizar acciones que aumenten nuestras fortalezas).

    También es importante que las amenazas sean contrarrestadas con el aprovechamiento de las oportunidades y enlazarlas para potencializar las fortalezas.

    En lo administrativo, al definir la debilidad de la granja observamos que es una carencia o algo que fue realizado mal, en comparación con lo hecho por los demás, lo que coloca nos en posición de desventaja. Una debilidad es un aspecto interno de la granja, es decir, ese algo que es posible controlar y ya modificado lo vuelvo fortaleza.

    Si hablamos de faltas o deficiencias en activos organizacionales o intangibles competitivamente importantes para las granjas porcinas, nos preguntamos: con qué capacidades contamos, si tenemos buena capacidad para generar información en granjas (o sea, que nos apoyamos con registros, equipos), si la infraestructura instalada es la adecuada o debemos mejorarla; si conocemos la demanda actual y futura; si consideramos la evolución y el comportamiento en el mercado; si utilizamos y aprovechamos las TIC´s (tecnologías de la información y comunicación en la producción de cerdos).

    En cuanto al uso y el manejo de los registros en las granjas porcinas, debemos analizar si los estamos realizando adecuadamente; si la información es reflejo de lo que pasa en la granja (la velocidad en que contamos con ésta, si la tenemos a tiempo, si está organizada, si puedo tener acceso a inventarios de animales, materias primas e insumos).

    Para tornar una desventaja (debilidad) en fortaleza, se debe observar, analizar y evaluar las herramientas necesarias que tengo y cuáles debería poseer para ser más competitivo, cambiar paradigmas y aprovechar las oportunidades para rápidamente adoptarlas e incorporarlas en beneficio de la producción porcina. 

    Son varios elementos que, al colocarlos en perspectiva, nos apoyan para una buena toma de decisiones. Esto lo obtenemos con la realización de un análisis FODA que refleje la situación de la granja, herramienta que nos apoya para una adecuada planeación estratégica y para establecer medidas de acción en el corto mediano y largo plazos, encaminadas a mejorar la gestión y elevar la rentabilidad de la granja.