Justicia

    100

    El 29 de mayo un hombre fue asesinado en una unidad de transporte público en el Distrito Federal, el asesino huyó tranquilamente, los testigos afirman que no le vieron el rostro, está libre e impune, lo más impactante es que no fue un pasajero, fue un delincuente.
    Dos hombres subieron a asaltar la unidad, surgió un “héroe”, mató a uno, el otro fue golpeado y sometido por los pasajeros y fue entregado en bandeja de plata a la policía, ahora ese hombre es un asesino al que nadie acusa puesto que hizo “justicia”.
    Lo más importante es que una persona se convirtió en juez, jurado y verdugo de otra, sin burocracia ni corrupción, después de todo lo vivido en nuestro país esta persona sólo encontró una opción para combatir la inseguridad, estar dispuesto a matar y morir, es un hecho lamentable que la falta de confianza en la autoridad, debido a su falta de eficiencia, logre que la justicia pase a ser de “ojo por ojo” y que tengas que convertirte en eso que deseas enfrentar para erradicarlo, un delincuente o un asesino, lo más triste es que hay quienes confiamos en que se hizo “justicia”.