Invita Juan Goytisolo a releer

    339

    Juan Goytisolo, premio Juan Rulfo, prefiere aquella literatura que invita a las relecturas. Esa que no tiene relación con la mercancía y que es más auténtica, comentó el autor catalán ante mil jóvenes, en la Feria Internacional del Libro.
    Este tipo de escritura promovió entre los estudiantes y profesores de diversas preparatorias del Sistema de Educación Media Superior, reunidos en el auditorio Juan Rulfo, de Expo Guadalajara, y agregó que se ha propuesto tener el mayor número de relectores.
    En su opinión, existen dos literaturas: una auténtica y otra de consumo, que es tan fácil de digerir como una hamburguesa en cualquier establecimiento de comida rápida.
    La charla del escritor con los alumnos y académicos fue antecedida por una presentación de la escritora y crítica literaria Annie Bussií¨re, quien expuso algunos datos acerca del autor de Telón de boca, así como la formulación de preguntas que dieron paso al diálogo.
    Explicó que la obra de Goytisolo está situada en una encrucijada formada por las culturas judía, árabe y cristiana. “Incluso sus escritos abarcan diversos temas, como literatura, cultura, sociedad y política”.
    Cuestionado por Bussií¨re, Goytisolo aludió a su interés por el mundo árabe, pregunta hecha de manera frecuente a este escritor.
    Aseveró que parece existir un desconocimiento respecto a esa cultura, pues parece que no existe conciencia de que la lengua española contiene cuatro mil palabras de origen árabe.
    Eso da cuenta de la falta de curiosidad respecto a la historia de otros pueblos, y sobre todo, en torno a uno que tiene mucha injerencia en otros. “De hecho, he aprendido a ver mi cultura por medio de otras civilizaciones”.
    “Cada vez estoy más convencido de que conocer una cultura ajena es la única vía para librarnos de la barbarie que acecha”.
    Esta idea conectó con otro tema fundamental: la amenaza de los inmigrantes. “El expresidente de la Generalitat de Cataluña (Jordi Pujol) dijo que la inmigración amenazaba el alma de Cataluña, lo que me parece un disparate, así como la legislación de inmigrantes”.
    Goytisolo aprovechó para invitar a los jóvenes a conocer más y mejor su historia. Incluso confesó sentir un poco de envidia por no haber nacido en México, pues hubiera pasado su vida en el estudio de los dialectos indígenas.
    “Ustedes tienen la suerte de ser, no un país, un continente con una variedad de culturas y un mestizaje extraordinario”.
    Fue poco el tiempo que los jóvenes tuvieron para preguntar o interactuar con el escritor, pues también hubo uno que otro maestro que decidió tomar el micrófono.