Investigadores y vejez

792

Los grupos académicos y de investigación envejecen en México. No es visible una política pública en materia de renovación de conjuntos jóvenes de investigación para después fortalecerlos en las universidades públicas, responsables de generar 80 por ciento de las investigaciones científicas del país, afirmó el doctor Víctor Manuel Rosario Muñoz, profesor investigador del Centro Universitario de Ciencias Económico Administrativas (CUCEA) y uno de los coordinadores del Encuentro Académico para la Recuperación de Experiencias de los Responsables de Programas de Posgrados de Calidad, que convocó a los responsables de distintas universidades del país hoy en ese plantel.

La renovación de los grupos de investigadores y ampliar la base de los miembros del Sistema Nacional de Investigadores (SIN), pero sobre todo con una política clara y orientada hacia investigadores jóvenes, implica un problema presupuestal, pero también de visión. Si se desea que realmente este país avance en materia de ciencia y tecnología tiene que haber recursos transexenales para tales fines.

Informó que las edades promedio de los miembros del SNI en México están entre los 50 y 60 años. Esto significa que de acuerdo con los criterios laborales de las universidades, la edad de su retiro está cercana. “El problema es, ¿qué pasará en diez años?”.

El caso de la UdeG es parecido al de otras instituciones de educación superior. La planta académica de investigadores e investigadoras envejece y no se están sustituyendo esas plazas, informó la doctora Elia Marúm Espinosa, directora del Centro para la Calidad e Innovación de la Educación Superior del CUCEA y coordinadora del encuentro.

Agregó que conseguir la acreditación internacional implica, entre otras condiciones, el número de investigadores en el SNI, por lo que sugirió la necesidad de armonizar las políticas públicas. Hizo énfasis en que la SEP entienda que la investigación científica y tecnológica, además de la formación del talento de alta calificación que se forme en el posgrado, son cuestiones estratégicas para el desarrollo sustentable de Jalisco y el país.

Destacó que no se puede estar regateando el presupuesto a la educación y en contraparte destinar grandes cantidad de dinero a los partidos políticos, así como condonar impuestos a los grandes consorcios nacionales y trasnacionales. En parte, no hay dinero y, en consecuencia, no se están sustituyendo las plazas en las universidades.

El doctor Víctor Manuel Rosario Muñoz se refirió a la necesidad de fortalecer los apoyos en materia de infraestructura y consolidación de grupos de investigación dentro de las políticas públicas en ciencia y tecnología. Señaló que éstos existen, pero son limitados e insuficientes; por lo tanto, debe haber una política más agresiva.