Ingenierías sin género

589

El estudio de las ingenierías no es una cuestión masculina, ya que tanto hombres como mujeres pueden aspirar a tales carreras, y es necesario comunicarlo a las niñas para alentarlas, afirmó la Vicerrectora Ejecutiva de la Universidad de Guadalajara (UdeG), Carmen Enedina Rodríguez Armenta.

En ese sentido, como parte de las actividades del Programa “México Conectado”, han organizado cursos de robótica para niñas, a fin de que las pequeñas se den cuenta de que sí pueden programar un robot, que sí pueden ser ingenieras, enfatizó Rodríguez Armenta, quien además es Directora General de la Instancia Coordinadora Nacional de tal proyecto.

Rodríguez Armenta participó como ponente en el Seminario Internacional “Equidad de Género en el Trabajo”, organizado por el Cuerpo Académico 218 Estudios Laborales y Desigualdad Social del Centro Universitario de Ciencias Sociales y Humanidades (CUCSH).

Subrayó que hay que educar a las niñas dentro de la cultura del “sí puedo”, ya que en el imaginario popular todavía existe la idea de que las ingenierías son carreras masculinas, y que las mujeres no deberían estudiarlas.

Muestra de ello es lo que sucede en el Centro Universitario de Ciencias Exactas e Ingenierías (CUCEI) de esta Casa de Estudio, donde 27 por ciento de la matrícula es femenina, consecuencia de la creencia popular de que son carreras masculinas.

Las ingenierías están enfocadas en aplicar los conocimientos científicos en el diseño, perfeccionamiento y manejo de nuevos procedimientos en la industria, así como la generación de nueva tecnología.

La Vicerrectora Ejecutiva detalló que en las áreas de Tecnologías de la Información en el mundo, sólo 19 de las 164 autoridades regulatorias —que son las que proporcionan espectros radioeléctricos para poder establecer comunicaciones tecnológicas— son mujeres.

En el ámbito de toma de decisiones en tecnología todavía hay mucho por hacer respecto a las mujeres, subrayó.

Dijo que las madres podrían incidir en la educación de sus hijas para inculcarles que son también capaces.

En cuanto a las mujeres que ocupan puestos directivos, es necesario que volteen a ver a sus compañeras a la hora de decidir formar equipos que las apoyen.

El objetivo del seminario, es explorar los temas interrelacionados de género, igualdad y trabajo en Reino Unido y Estados Unidos de América.