Homenaje a la memoria de Gastón Guzmán

348

Uno de los aportes para Jalisco del científico mexicano Gastón Guzmán Huerta, fue el apoyo que brindó a los profesores Luz María Villarreal de Puga y Gregorio Nieves, ambos de la Universidad de Guadalajara (UdeG), quienes crearon la colección micológica del Centro Universitario de Ciencias Biológicas y Agropecuarias (CUCBA).
 


Dicho muestrario, a cargo del Instituto de Botánica de esta Casa de Estudio, en la actualidad posee alrededor de 30 mil ejemplares de hongos, colectados por alumnos y académicos. Su importancia radica en que funciona como una “biblioteca”. Al albergar información y ejemplares, es posible realizar investigación.
 


Para la académica e investigadora del CUCBA, Laura Guzmán Dávalos, este espacio es el más importante del Occidente de México y uno de los más relevantes del país. “Tenemos mucha actividad” e intercambio y préstamo de hongos con herbarios extranjeros; “albergamos muchos materiales tipo, esto quiere decir, especímenes en los que se basó la descripción de especies nuevas”.
 


Guzmán Dávalos recordó que el doctor Gastón Guzmán —su padre— apoyó a los maestros Puga y Nieves en trabajos micológicos. En 1981 realizaron la primera exposición de hongos, de la cual organizaron otras 19. En 1973 publicó uno de los primeros trabajos de los hongos de Jalisco. El estudioso tuvo mucha presencia en América Latina como formador y creador de asociaciones.



Lo anterior fue señalado el pasado miércoles en el CUCBA, donde tuvo lugar hasta el 15 de septiembre un simposio homenaje a la memoria del doctor Gastón Guzmán; especialistas de varias universidades del país, como el IPN y la UNAM y de otras naciones, hablaron de los aportes del micólogo. En el foro también presentaron estudios, una exposición de carteles y hongos.
 


El especialista de la Escuela Nacional de Ciencias Biológicas del IPN, Ricardo Valenzuela Garza, subrayó la labor de Gastón Guzmán como formador de micólogos y de colecciones de hongos. Recordó su disciplina: “Era estricto”. En 1958 dio su primer curso de botánica general. El doctor Gastón contagió su gusto por los hongos y mostró una forma de acercarse a este reino: se “tiraba al suelo” para verlos, tomarles fotografía y colectarlos.



Durante la inauguración del simposio, el Rector del plantel, Carlos Beas Zárate, reconoció el trabajo del homenajeado. “Lo menos que se puede hacer es un evento de esta naturaleza; es sumamente merecido. Felicito a los organizadores, en particular a su hija Laura”, quien heredó los “genes” del gusto y los aportes al conocimiento de esta área.