Foto: Abel Hernández

Medio Ambiente

Moda ecológica... ¿la solución?


Fibras naturales son utilizadas cada vez más. La comodidad, la asignatura pendiente
Por Eduardo Carrillo
24 Mayo 2010
Una etiqueta verde no lo es todo. Y es que en el mercado o las pasarelas cada vez existe más ropa confeccionada a partir de tejidos ecológicos o reciclados, pero: ¿Cuál es el proceso de elaboración y transportación? ¿Contamina más o no? ¿Hay un comercio justo? ¿La población está preparada para exigir y consumir de manera responsable? La coordinadora de la licenciatura en Diseño de Modas, de la Universidad de Guadalajara, Noelia Argulló Oreja, resaltó el hecho de que la moda esté dando un giro hacia la ecología. En la actualidad es posible encontrar prendas de algodón orgánico, ropa interior a base de soya, bambú o lino. En la década de los 90 inició una conciencia en la moda, agregó, pues comenzó el reciclaje, ya que durante los años 80, fue privilegiado el plástico. No fue hasta hace cinco años cuando hubo un mayor uso de lo orgánico y la moda fue vista menos “como algo tan lúdico y frívolo. La moda lleva varias temporadas sacando colecciones ecológicas, en las que tratan a los tejidos con colorantes no agresivos para el medio ambiente”. Sin embargo, el debate es que no depende sólo de la materia prima, sino también de los procesos de elaboración y transportación. Por ejemplo, se está empleando telas de bambú para hacer camisetas. Pero, para lograr su comodidad, maleabilidad y que sean transpirables es vital. Hasta hora, “los procesos que contaminan más que si la estuviéramos haciendo de algodón normal”. Argulló Oreja, apuntó otro problema: hay personas que se aprovechan del momento para vender sus productos ecológicos a un precio muy elevado. “Puede ser ecológico, pero no tiene una etiqueta que especifique que se ha generado en un comercio justo y las personas que las trabajaron recibieron un salario digno. De que sirve que salvemos el planeta si no cuidamos a la gente. En Inglaterra hay bolsas que cuestan casi 300 dólares por ser orgánicas”. Modas y modos La maestra en diseño de modas del CUAAD, destacó que para transformar nuestro estilo de vida es necesario legislar ante los nuevos escenarios, un mayor compromiso de los industriales del vestido, vigilancia de las autoridades y exigencia ciudadana. Es urgente, también, informar y educar al consumidor para que sepa qué está comprando y por qué. Otra forma de no contaminar es reciclar ropa. “No comprar compulsivamente todas las temporadas”. Es decir, puedes “agarrar una camiseta, destrozarla y volverla hacer de otra manera”. También puede ayudar el tender la ropa y no usar secadora o bien, para lavarla, emplear detergentes no agresivos al medio ambiente.


Nota publicada en la edición 614


Otros temas de interés