Foto: José Marí­a Martí­nez

Lectura

Viaje literario por el Macrobús


El proyecto “Libros libres” va creciendo a lo largo de la ruta de este transporte público
Por Rebeca Ortega Camacho
3 Mayo 2010
Una forma entretenida de viajar en el Macrobús es ir leyendo con los “Libros libres” que se encuentran en cuatro estaciones del Macrobús. Es un proyecto formado por la Dirección General de Cultura del Ayuntamiento de Guadalajara y el Sistema de Tren Eléctrico Urbano (Siteur), que tiene como objetivo, fomentar la lectura a través del préstamo. El programa “Libros libres” comenzó el domingo 1°. de noviembre del 2009, cuando se inauguró el primer módulo de préstamo de libros y bicicletas en la estación San Juan de Dios, con el nombre del maestro y escritor Fernando del Paso. El autor asistió al homenaje y llegó con un paquete de libros, los cuales regaló y dedicó especialmente a los niños que se acercaron al módulo. Después, el 29 de noviembre del 2009 se abrió el segundo módulo, en la estación Mirador del Macrobús, frente al Centro Universitario de Arte, Arquitectura y Diseño, de la Universidad de Guadalajara, que lleva el nombre del caricaturista tapatío José Trinidad Camacho Orozco “Trino”. El tercer módulo de préstamo de libros se inauguró el 20 de diciembre del 2009 en la Estación Fray Angélico, está dedicado al ciclista y dos veces presidente municipal de Zapopan, don íngel Romero. Y el Cuarto Módulo se abrió al público el 17 de abril del 2010, en la estación Independencia Norte del Macrobús, con el nombre del escritor mexicano Heriberto Yépez, que en los últimos años se ha convertido en una de las voces más polémicas de la literatura mexicana. El programa “Libros libres” presta un libro por persona durante ocho días, con opción a extender la solicitud. Por medio de la credencial del programa Pedalea Guadalajara es que se puede acceder a los ejemplares. El texto se debe entregar en el módulo donde fue adquirido, en buen estado y a tiempo, en los horarios de lunes a viernes de 8:00 a 20:00 horas. Entre los requisitos se encuentra ser mayor de 18 años (los menores requieren permiso de padre o tutor), vivir en la Zona Metropolitana de Guadalajara o ser turista con credencial. Para tramitar la credencial de Pedalea Guadalajara es requisito acudir a uno de los cuatro módulos, con una copia de identificación oficial, copia de comprobante de domicilio y dos fotografías tamaño infantil. Además se tiene que llenar una solicitud; estos documentos son enviados a la Dirección General de Cultura del Ayuntamiento de Guadalajara, para verificar los datos. Si es aceptada tu solicitud, se te entrega entre tres o cuatro días, el trámite es gratuito. Así, con tu credencial tienes derecho al préstamo de libros y bicicletas. El primer módulo “Maestro Fernando del Paso”, cuenta con 160 ejemplares y según Andrés Martínez, responsable del lugar por la mañana, llegan a prestarse aproximadamente entre 55 y 60 libros a la semana. Jóvenes y adultos, usuarios del Macrobús hacen uso de este servicio. Mientras que en estación Mirador, módulo “Trino”, cuenta con 131 ejemplares, de los cuales se prestan entre 15 y 20 títulos cada semana. Fernando Rodríguez, encargado del módulo en el horario matutino, afirma que los que hacen más uso de este servicio son las personas que viven alrededor de la estación. El módulo “Don íngel Romero”, en la estación Fray Angélico, cuenta con 64 libros y 38 revistas, se prestan, aproximadamente entre ocho y diez ejemplares diarios, pero según Claudia Ramírez hay temporadas en que más de 30 textos son prestados. Y en la estación Independencia Norte, módulo “Heriberto Yépez”, se tienen en total 88 ejemplares y a la semana, se prestan entre siete y diez libros. Además, la revista Replicante (números antigí¼os, pues ya no se imprime), que es una publicación mexicana, aborda temas de cultura, literatura, medios, humor, arte, cine, música, diseño y política, también se presta al público en estos dos últimos módulos. El Macrobús traslada 127 mil usuarios al día, a lo largo de la Calzada Independencia y Gobernador Curiel. Cada módulo está ubicado en lugares estratégicos, donde el número de transeúntes es grande, por ejemplo, en la estación Fray Angélico se mueven alrededor de 50 mil usuarios todos los días, y en la de San Juan de Dios 30 mil. Títulos de novelas, cuentos y poesía conforman estas bibliotecas, destacan obras como: Las alusiones perdidas, de Carlos Monsiváis; Compraré un rifle, de Guillermo Fadanelli; El disparo de Argón, de Juan Villoro; El esposo divino, de Francisco Goldman; El Hombre sin cabeza, de Sergio González Rodríguez; El mal de Montano, de Enrique-Villa Matas; Los cínicos no sirven para este oficio, de Ryzard Kapuscinski y El imperio de la neomemoria de Heriberto Yépez. Hay aproximadamente 120 usuarios registrados para los préstamos y los módulos cuentan con un acervo de alrededor de 443 libros, de editoriales como Anagrama, Arlequín y Almadía. Y si deseas contribuir a expandir este programa de préstamo de libros, puedes apoyar donando libros (literatura), en cualquiera de los cuatro módulos o en la Dirección General de Cultura del Ayuntamiento de Guadalajara.


Nota publicada en la edición 611


Otros temas de interés

23 / Abril / 2018

18 / Abril / 2016

3 / Diciembre / 2012

3 / Diciembre / 2012

19 / Noviembre / 2012

15 / Octubre / 2012

28 / Noviembre / 2011